Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Letrinas: Ñosue

Por Mónica Castro | Me despierto súbitamente y con una angustia que francamente he experimentado pocas veces.

21 abril 2015

/
Por Mónica Castro Lara |
 
 
Ñosue

 
Me despierto súbitamente y con una angustia que francamente he experimentado pocas veces. Miro a mi alrededor y mi cuarto esta tan pacífico y desordenado como cuando me fui a dormir. Hace un calor de la chingada, probablemente eso hace que me ponga a soñar incoherencias. Pero la verdad es que estoy sintiendo horrible... fue un sueño de esos que te ponen a pensar si fue un sueño o no. Lo sentí tan real que en verdad me angustio. Empiezo a acordarme de su cara, la de mi papá, el accidente. Todo. Agarro mi celular y busco en internet el significado de mi sueño, a ver qué demonios puede ser, pero no encuentro más que estupideces que no me ayudan a resolver nada. Me fijo en la hora y son las 3:12 am.


Decido ir al baño a ver si así se me pasa el susto y para variar mi hermano agarró mis chanclas y quién sabe dónde carajo puedan estar. Cuando voy caminando por su cuarto, me aseguro de que está ahí y me detengo a oír sus ronquidos; al parecer está más cansada de lo normal porque es raro que ronque así. Entro rápido al baño y lo único que quiero es secarme este pinche sudor de la cara y del cuello, así que me los lavo con uno de esos geles de baño que tanto le gustan, para mí todos huelen igual pero me guío por los colores y escojo uno rojo. Alzo la mirada al espejo y la veo en mi rostro. Me quedo contemplando sus facciones y me digo en voz alta:


-“Para de mamar tantito Marcos, no te pongas de cursi”.


Me echo una orinada rápida y decido no jalar para no despertarla, dándole chance a que me regañe mañana y me diga una vez más lo puerco que soy.


Regreso a mi cuarto y la cama está asquerosamente caliente, pero ni modo. Me gana el sueño y después de un buen rato me despierta con su habitual pellizco pero me da tiempo de agarrarle la mano y besársela, lo cual obviamente hace que mi mamá me mire feo y me pregunte qué me pasa. En mi sueño no podía concebir mi vida sin ella y veo que en la realidad tampoco.
 
 
__________________________________________________________________________________
La Autora: Publirrelacionista de risa escandalosa. Descubrió el mundo del Social Media Management por cuenta propia. Gusta de pintar mandalas y leer. Ácida y medio lépera. Obsesionada con la era del jazz. Llámenme anticuada… ¡por favor!
 
 
 
 
TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios