Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

LITERATURA

Literatura

Letrinas

Letrinas

Música

Música

Ciencia

Espacio

Travel

Viajes

VIDEO

Películas

GENIOS

Genios

Cae asesino de Edgar Allan Poe en Guadalajara

No hay comentarios.

#ÚLTIMAHORA | Por Alejandro Carrillo

Guadalajara, Jalisco.- El gobernador del estado de Jalisco, informó que Ernesto Valdemar alias “El Muerto” fue detenido como homicida confeso del escritor de origen norteamericano Edgar Allan Poe, a quien raptó y asesinó en Baltimore, Maryland el 7 de octubre de 1849.
La aprehensión ocurrió el sábado durante un operativo en la colonia Oblatos de esta ciudad, tras una investigación de agentes de la Fiscalía General de Delitos Literarios (FGDL), quienes vigilaron una finca donde se escondía el individuo, mismo que ya se encuentra en manos de la Procuraduría General de la República (PGR).
En sus declaraciones, el acusado aceptó que durante tres día tuvo en cautiverio al literato con la intención de hacerlo reescribir el relato titulado “La verdad sobre el caso del señor Valdemar”, extraordinaria narración de Edgar Allan Poe publicada en 1845, y que según Ernesto Valdemar alias “El Muerto” atenta contra los más básicos derechos de una persona.
En su testimonio declaratorio, el sujeto en cuestión aseguró que el escritor se negó en repetidas ocasiones a cambiar el desenlace de la narración argumentando que “únicamente se trata de un cuento imaginario con personajes ficticios que no pueden venir al mundo real a matar a sus creadores”. Valdemar aseguró ante los medios que el escritor nunca dio crédito a lo que estaba pasando, incluso cuando en repetidas ocasiones el acusado le reiteró la posibilidad de asesinarlo si éste se negaba.
“Lo único que le pedía a Allan Poe era mi derecho de réplica ya que su historia está llena de calumnias y me deshonra al decir que sólo soy una masa líquida putrefacta, repugnante y detestable. Lean el dichoso cuento y me darán la razón”, enfatizó el detenido, quien además testificó que al no encontrar grado alguno de elocuencia en el prosista bostoniano, se vio obligado a embriagarlo con ajenjo para posteriormente tirar su cuerpo en las calles de Baltimore. “La verdad sólo quería deshacerme de él, nunca pensé que pudiera matarlo, nunca más”, manifestó.
Mientras tanto, las investigaciones continúan su curso con la finalidad de determinar si el personaje de ficción tiene más averiguaciones en su contra dentro del territorio nacional ya que en su declaración, Ernesto Valdemar alias “El Muerto” aceptó que llegó al país durante el sexenio de Vicente Fox, periodo en el que se dispararon las ejecuciones de escritores y periodistas como nunca antes en México, cifra que sigue en aumento al día de hoy.
La confesión del señor Valdemar echa abajo diversas hipótesis sobre la muerte de Edgar Allan Poe como el suicidio y la muerte por cólera, rabia o sífilis. Un juez federal ordenó trasladar al homicida al Penal de Puente Grande, Jalisco, para dictar sentencia condenatoria.

David Bowie, el actor

No hay comentarios.
Cinema Coyote | Por Alejandro Carrillo |


David Robert Jones, mejor conocido como David Bowie es una de las figuras más importantes e icónicas de la historia de la música. Considerado por algunos un reformista y por otros un transgresor del rock; la ecléctica figura de Bowie no pasa desapercibida por ninguna generación y ha trastocado todo tipo de aristas musicales, artísticas e incluso sociales; a lo largo de una vida llena de ires y venires más parecida a la de un cosmonauta bisexual intergaláctico que a la de una estrella del rocanrol.

Detrás de la carrera del músico y compositor, hay un joven estudiante de teatro que antecede todos los éxitos, discos y giras. El carácter camaleónico de David Bowie no sólo le permitió ir del glam-rock a la música electrónica, sino también de Broadway a Hollywood y viceversa, convirtiéndolo de uno de los artistas más significativos de la cultura pop cuyo legado ha contribuido incluso en aspectos psicosociales.

El biógrafo David Buckley observó: «La esencia de la contribución de Bowie a la música popular se encuentra en su sobresaliente habilidad para analizar y seleccionar ideas fuera de la música -del arte, la literatura, el teatro y el cine- e incorporarlas a ésta; de este modo, el pop se actualiza constantemente».

Aunque su trabajo cinematográfico no es tan conocido como el musical, David Bowie ha protagonizado varias películas y sus dotes histriónicos le han valido algunos premios y reconocimientos; además ha tenido participaciones especiales en documentales y series televisivas (incluyendo Bob Esponja). Por lo anterior, nos dimos a la tarea de hacer un recuento de su filmografía, tan heterogénea como su mirada.



Película: The Image (1967) -Cortometraje-
Papel: El Niño
Sinopsis: En el cortometraje en blanco y negro The Image, Bowie encarnó a un niño fantasma que emerge de un cuadro de un pintor bastante turbado para embrujarlo.




Película: The Virgin Soldiers (1969)
Papel: Soldado
Sinopsis: Basada en la novela cómica de Leslie Thomas. Un escuadrón de jóvenes soldados son enviados a Singapur durante la emergencia malaya. Bowie hace una breve aparición de dos segundos como extra, detrás de la barra de un bar.



Película: Pierrot in Turquoise or The Looking Glass Murders (1970)
Papel: Cloud
Sinopsis: Espectáculo teatral grabado para la televisión en 1970. Historia de amor, desamor, venganza y música; escrita por David Bowie y Lindsay Kemp.




Película: The Man Who Fell the Earth (1976)
Papel: Thomas Jerome Newton
Sinopsis: David Bowie es un extraterrestre del planeta Anthea que llega a la Tierra buscando un modo de transportar agua a su planeta, que sufre una gran sequía. Este fue su primer papel protagónico y le valió el Premio Saturn como mejor actor.


 

Película: Just a Gigolo (1978)
Papel: Paul Ambrosius von Przygodski
Sinopsis: David Bowie es un héroe de guerra que regresa a Berlín sólo para descubrir que no cuenta con habilidades distintas a las que aprendió en el ejército. Cansado de no encontrar un buen empleo, decide convertirse en gigoló de un burdel que atiende a señoras adineradas.

http://media.tumblr.com/tumblr_lur1uuLl7o1qjv2df.jpg


Película: Christiane F. – Wir Kinder vom Bahnhof Zoo (1981) -Yo, Cristina F.-
Papel: David Bowie
Sinopsis: Es una película alemana de 1981, basada en el libro homónimo escrito por los periodistas Kai Hermann y Horst Hieck. Narra la historia del personaje principal Christiane F., una consumidora de drogas. David Bowie es David Bowie.

http://blogs.20minutos.es/trasdos/files/2013/04/David_Bowie-Christiane_F-Frontal.jpg

Película: The Snowman (1982)
Papel: Narrador
Sinopsis: Se trata de un libro infantil inglés escrito por el autor Raymond Briggs publicado en 1978, en formato de álbum ilustrado. En 1982 el libro se convirtió en una película de animación de Dianne Jackson de unos 26 minutos de duración, narrada por David Bowie. La película fue nominada al Óscar en la categoría de Mejor Corto de dibujos en 1983.


Película:
Baal (1982)
Papel: Baal
Sinopsis: Se trata de la primera obra de teatro escrita por Bertolt Brecht. En 1982 la BBC decidió realizar la adaptación cinematográfica de la obra con David Bowie como protagonista. La obra narra el declive de un poeta disoluto y bebedor llamado Baal. Este es un anti-héroe, que rechaza las convenciones y adornos de la sociedad burguesa.

http://2.bp.blogspot.com/-G6exvISEqYc/UfUyy6aulDI/AAAAAAAALPo/diSKhkaVtQs/s1600/baal.jpg


Película: Merry Christmas, Mr. Lawrence (1983)
Papel: Maj. Jack 'Strafer' Celliers
Sinopsis: Durante la Segunda Guerra Mundial el mayor australiano Jack Celliers (David Bowie) llega a un campo de prisioneros japonés. El comandante del campo, el capitán Yonoi impone valores como la disciplina, el honor y la gloria al más puro estilo nipón, pero oculta una homosexualidad reprimida.

http://www.revistacodigo.com/wp-content/uploads/2014/09/Merrychristmas.jpg


Película: The Hunger (1983)
Papel: John
Sinopsis:  Thriller de terror en donde David Bowie comparte créditos con Susan Sarandon y Catherine Deneuve. La trama gira en torno a una mujer vampiro de Manhattan sedienta de sangre que colecciona arte renacentista y almas de sus amantes.
 
 http://www.tumbaabierta.com/wp-content/uploads/2012/08/tumbaabierta_El_Ansia_the-hunger_tony_scott_david_bowie.jpg

Película: Yellowbeard (1983)
Papel: El Tiburón
Sinopsis: Comedia de piratas en donde Bowie tiene un breve cameo, aunque no aparece en los créditos finales.


Película: Into the Night (1985)
Papel: Colin Morris
Sinopsis: Película de suspenso dirigida por John Landis en donde David Bowie tiene un pequeño papel como un asesino a sueldo. Destaca el soundtrack con temas clásicos de B.B. King como 'Lucille', 'In the midnight hour' y la que le da el nombre al filme, 'Into the Night'.

https://41.media.tumblr.com/eb8ea9a151a7b13864c991878c1f1d6b/tumblr_nhwh80cW1S1sw9fkuo2_500.jpg

Película: Labyrinth (1986)
Papel: Jareth the Goblin King
Sinopsis: En su mayoría el reparto está conformado por títeres y seres fantásticos. Sobresalen las intervenciones de Jennifer Connelly (Sarah) y David Bowie (Jareth el Rey de los Goblins), que además escribió e interpretó algunas de las canciones incluidas en el filme. La película contó con el respaldo y la producción de George Lucas.

https://bowiesongs.files.wordpress.com/2011/12/labyrinth-1986-01-g.jpg


Película: Absolute Beginners (1986)
Papel: Vendice Partners
Sinopsis: Adaptación musical de la novela de Colin MacInnes que versa sobre el ritmo de vida de los jóvenes londinenses a finales de la década de los 50. Además de su intervención actoral, Bowie colaboró con el tema oficial de la película.

https://bowiesongs.files.wordpress.com/2012/01/r-645046-1142699523.jpeg


Película: The Last Temptation of Christ (1988)
Papel: Poncio Pilatos
Sinopsis: Controversial película sobre la vida de Jesús, dirigida por el multipremiado Martin Scorsese y basada en la novela homónima de Nikos Kazantzakis. David Bowie tiene un breve cameo en el papel de Poncio Pilatos.



Película: The Linguini Incident (1991)
Papel: Monte
Sinopsis: David Bowie y Rosanna Arquette son dos camareros descontentos que deciden atracar el restaurante para el cual trabajan.



Película: Twin Peaks: Fire Walk with Me (1991)
Papel: Phillip Jeffries
Sinopsis: Thriller dirigido por David Lynch que aborda los acontecimientos sucedidos antes del inicio de la serie televisiva Twin Peaks. David Bowie tiene una breve e inquitante actuación en el papel del agente Phillip Jeffries.



Película: Basquiat (1996)
Papel: Andy Warhol
Sinopsis: Biopic del artista posmoderno Jean-Michel Basquiat interpretado por Jeffrey Wrigth y en donde Bowie interpreta al mismísimo Andy Warhol -amigo y mentor de Basquiat-. El filme también cuenta con las actuaciones de Gary Oldman, Dennis Hopper, Benicio del Toro y Courtney Love.



Película: Gunslinger's Revenge (Il mio West) (1998)
Papel: Jack Sikora
Sinopsis: Western italiano (!) en donde Bowie es un asesino a sangre fría que obliga al protagonista a salir de su retiro para averigüar quién es el más rápido del oeste (!).

https://whydoesitexist.files.wordpress.com/2011/08/vlcsnap-2011-08-25-12h25m49s105.png


Película:  Everybody Loves Sunshine (1999)
Papel: Bernie
Sinopsis: David Bowie es un viejo gángster inmerso entre peleas de pandillas y bandas callejeras de Manchester.




Película:  Mr. Rice's Secret (2000)
Papel: William Rice
Sinopsis:  La vida de un muchacho con una enfermedad terminal es salvada por el enigmático Mr. Rice cuando este lo ayuda buscar un tesoro llamado "la poción de vida". ¿A quién no le ha salvado la vida David Bowie?



Película:  Zoolander (2001)
Papel: David Bowie
Sinopsis: Popular comedia protagonizada por Ben Stiller y Owen Wilson. El cameo de David Bowie fue pensado exclusivamente para él. Además, la película cuenta con otras tantas apariciones especiales: Donatella Versace, Cuba Gooding Jr., Tommy Hilfiger, Lenny Kravitz, Gwen Stefani, Paris Hilton, Claudia Schiffer, Natalie Portman, Victoria Beckham, Winona Ryder, Shavo Odadjian, entre otros.



Película:  The Prestige (2006)
Papel: Nikola Tesla
Sinopsis: Conocida en español como "El Gran Truco" y dirigida por el extraordinario Christopher Nolan, la película aborda la lucha de egos entre dos magos que harán todo lo posible para trascender en su época. El filme lo protagonizan Hugh Jackman, Christian Bale y -lapurasabrosura- Scarlett Johansson. David Bowie cumple a la perfección con el papel secundario de Nikola Tesla, inventor de origen serbio y descubridor de la corriente alterna -jódete Edison, go Tesla-.




https://stepsandleaps.files.wordpress.com/2009/09/the-prestige-tesla-bowie.jpg



Película:  Arthur and the Invisibles (2007)
Papel: Emperor Maltazard
Sinopsis: Es una película de animación francesa de Luc Besson estrenada en el 2006. La película cuenta con las voces de Freddie Highmore, Mia Farrow, Madonna y por supuesto David Bowie.



Película:  August (2008)
Papel: Cyrus Ogilvie
Sinopsis:  'Agosto' se centra en la vida de dos hermanos que intentan mantener su empresa a flote mientras el mercado de valores empieza a colapsar, justo un mes antes de los ataques del 9/11. Bowie tiene una breve participación en el papel del empresario Ciyrus Ogilvie.



Película:  Bandslam (2009)
Papel: David Bowie
Sinopsis: Musical de comedia conocido en Latinoamérica como 'High School Rock'. Un joven conforma una banda de rock y entra a un concurso. David Bowie (representándose a sí mismo) ve en YouTube un video de la banda y envía un correo al chico explicando que ha creado un sello discográfico independiente y está interesado en tener a la banda como uno de sus primeros artistas. Palomera.




Además de estas películas como actor, se suman a su filmografía otras producciones pero en su faceta musical como:


Sabías que David Bowie nació con ambos ojos azules, pero en una pelea en el patio del colegio un amigo suyo, George Underwood, le hirió en el ojo izquierdo con un puñetazo, lo que le produjo la parálisis de los músculos de la pupila, por lo cual perdió un poco de percepción de la profundidad y, lo más llamativo, su pupila quedó permanentemente dilatada. La mirada bicolor es la marca personal de Bowie.


Letrinas: Una llamada nocturna

No hay comentarios.
Una llamada nocturna 
Por Julieta González Valle 

A Julieta le da mucho miedo que un teléfono suene por las noches. Cada que eso ocurre, cierra el puño derecho y pasa un poco de saliva. Si está dormida se despierta de golpe y si está despierta mira inmediatamente el teléfono. Cuando termina el primer timbrazo siente un leve escalofrío, al segundo empieza a tomar valor y finalmente al tercero contesta, pero no porque ella quiera, sino por desesperación. Nunca prende la luz, pues piensa que la oscuridad le abrazará si es que escucha todo aquello que no quiere oír. 

Antes de contestar el teléfono, justo cuando empezará el segundo timbrazo, ella toca la carcasa del mismo para darse valor y para que, cuando finalmente llegue el tercero, levante la bocina con un poco de fuerza, pues siente que un teléfono que se contesta de noche es muchísimo más pesado que uno que se contesta de día. 

Ella nunca es la primera en hablar cuando alguien llama por las noches, siempre deja que el interlocutor sea quien empiece. Cuando esto pasa, su cara no tiene expresión pues intenta contener su angustia pensando que no es nada. El contener hace que su labio forme una curiosa mueca que nadie ha visto, porque la oscuridad de las llamadas nocturnas hace que nadie vea esa mueca suya. 

A medida que el interlocutor habla su cara se relaja, al parecer estaba buscando a alguien que no vive en esa casa, solo es una falsa alarma. Ella solo dice “está equivocado” seguido de un “buenas noches”, termina la llamada. El interlocutor cuelga, pero ella se queda escuchando la línea unos segundos. 

En ese sonido monótono le regresa el alma al cuerpo. Empieza a sentir cómo la bocina en su mano izquierda, que ahora está pegada a su oreja derecha, se vuelve ligera. Ya no hay tanto peso. Da un golpecillo contundente en dicha bocina con el dedo índice y cuelga, se escucha el colgar de la bocina en medio del silencio. 

Se queda sentada unos segundos mientras piensa, mientras deja que la oscuridad le acoja un momento y finalmente regresa a la cama. 

Al estar acostada acomoda sus manos en medio de su estómago y entrelaza sus dedos como lo haría su padre cuando ya se va a dormir, mira al techo. Piensa que todo está bien y sonríe. Nada ha pasado, la vida continúa y al menos por esta noche puede celebrar que nadie esta contagiado... que nadie está muerto.

Letrinas: Velocidad como comida cotidiana

No hay comentarios.

Velocidad como comida cotidiana
Por Rodrigo Reyna Segundo


Viernes 27 de Agosto, 1:40 pm. 

El fuerte sol de un día como hoy hace que la gente corra a refugiarse a cualquier sombra, los niños poco a poco comienzan a sentir la necesidad de la diversión aunque más tarde terminen buscando qué comer, la presión del sudor en los cuerpos mayores comienza a aumentar conforme es mayor el esfuerzo. 

Lucía sale de su casa, hoy más que otro día, con la velocidad de un rayo, olvida por un momento apagar la televisión y el boiler decide regresar pues el gasto en exceso no es algo que se pueda permitir. En el camino al trabajo descubre que no es tan tarde como ella pensaba y decide pasar por la tienda por algo de azúcar (convertida en pastillas) y algo de alquitrán (convertido en cigarros), su decisión fue buena ya que solo contaba con un pitillo. 

Marcel despierta con el peso del sol sobre sus pestañas; sabe, a pesar de que el día es hermoso, que no sucederá nada importante, pretende salir de casa con algo de tiempo para pasar a comprar un jugo mientras espera al “pinche verde” en la parada. 

A Martín lo despierta su madre. ¡Otro día gritos, otro día jalones! Piensa, como ya es costumbre, en la hora en que acaben sus clases, en el dinero que guarda para las maquinitas, en lo tarde que es para llegar a la escuela, pasa antes de llegar a la parada a la casa de su abuela a dejar unos pescuezos de pollo que su madre ha mandado. 

Los tres esperan abordar pronto el bus pues la velocidad con que pasan los coches y los transeúntes en general les hacen sentir una necesidad de movimiento, aunque sea indirecto y efímero. 

Los tres piensan para sí mismos, Lucía piensa en la gente que se saltó en la fila de la tienda y se dice –bueno a fin de cuentas tenía que salir rápido–. Marcel piensa en el señor que descargaba las naranjas con disgusto y se dice –es triste ver a un hombre que no disfruta su trabajo–.  Martín piensa en los pescuezos que ha llevado a su abuela y se dice –¿por qué pescuezos y no piernas? ¿por qué pescuezos y no muslos?

El bus llega y avanza raudo. Está lleno de gente que cumple como todos en llegar a su destino. La primera en subir fue Lucía, después le siguió Marcel y al final Martín. En esa misma secuencia acomodaron sus cuerpos del lado derecho y bien sujetos al pasamanos, los tres se desesperan al ver que el bus hace demasiadas paradas, se desesperan al escuchar la fuerte música que lleva el conductor la cual no se cansa de repetir –Juan el descuartizador, él es Juan el descuartizador–. 

La cabeza de Martín fue la que quedo más cerca de la bocina que se encargaba de emitir ese mensaje sangriento en esa hora del día. Marcel hacía caso omiso a la letra de la canción pues no encontraba bella la tonada, Lucía seguía con la mirada clavada en el vidrio deseando llegar a su destino. 

A una calle de la escuela de Martín, en un arranque de euforia, el chofer discute con un taxista que no cede el paso a tanto insulto, Martín comienza a sentir la velocidad infinita con que se desplaza el “verde” raudo, voltea hacia adelante y se percata que por la derecha un auto color blanco no se detiene; al llegar al crucero los autos se impactan y el bus alcanza a frenar, Martín decide bajar con el corazón casi en la mano, camina hasta su escuela, voltea a ver el accidente, su mirada se clava en el conductor del taxi y piensa: ¿es mejor la velocidad que los pescuezos, las piernas, los muslos?

Urbanismo sonoro

No hay comentarios.
Por Irving Montero Campos 


El murmullo subterráneo de Nueva York y un panameño protestando contra las dictaduras latinoamericanas, mineros ingleses furiosos y un seguidor apasionado de Oscar Wilde, el reencuentro de un hombre solitario con los sonidos de su infancia; estas son colaboraciones entre las voces de la ciudad y tres compositores únicos. 


Mientras duerme la ciudad 

Rubén Blades se define a sí mismo como un cronista de la música, haciendo honor a esta profesión y gracias a su constante observación de la vida en la calle grabó la canción “GDBD” (Gente Despertando Bajo Dictadura); inicialmente fue un cuento corto escrito por el panameño inspirado en una nota de periódico y con el paso del tiempo se convirtió en una canción que incluyó en el álbum “Buscando América”, uno de sus trabajos más controvertidos debido a la presencia de cuestionamientos políticos y tintes de protesta social. 

La canción que narra la rutina matinal de un supuesto agente de la policía secreta no cuenta con arreglos musicales y fue improvisada en una sola toma -él mismo confiesa que desafina un par de veces durante la grabación- en los estudios de Eurosound en Nueva York; la ciudad hace su aparición entrada la madrugada mientras Blades caminaba hacia la estación del metro, una especie de zumbido que provenía desde el subsuelo llamó su atención, pensó que podía utilizarlo para su experimento musical y regresó con una grabadora al día siguiente. Buscó por todos lados un generador de luz pero para su sorpresa el ruido que le da el tono para cantar GDBD proviene de una escultura sonora instalada por el artista Max Neuhaus en la calle 46 y Broadway, en pleno corazón de Times Square. 

La instalación fue activada en 1977 y se encuentra bajo una rejilla para desague, consiste en una serie de bocinas y generadores de sonido caseros que desde entonces no ha dejado de emitir un rumor apenas audible para algunos e imperceptible para otros; Jon Fausty (legendario ingeniero de sonido de Fania Records) fue el encargado de realizar el loop que acompaña los 3:36 minutos que dura la canción, narrada en segunda persona y con un final inesperado. Este encuentro fortuito entre cantautor y una pieza tan singular despertó su interés por la experimentación en el género tropical y tres años más tarde grabó “Agua de Luna”, quizás su obra más atrevida y vanguardista.




Carbón y flores 

La huelga de mineros del Reino Unido realizada entre 1984 y 1985 fue la disputa laboral más violenta en la nación durante el siglo XX: se registraron seis muertes y más de once mil personas arrestadas. El conflicto surgió luego de que el gobierno de Margaret Thatcher pusiera en práctica un controvertido programa de reconversión debido a la falta de rentabilidad en el sector, realizara despidos masivos y anunciara el cierre de pozos; en el fondo, representó una lucha entre el poder de los sindicatos y el puño de hierro del gobierno británico. 

Dos años después de la derrota de las uniones mineras, The Smiths se encontraban por grabar el que sería su último álbum de estudio (“Strangeways, here we come”) en medio de tensiones entre sus miembros y desencuentros por el sonido que debía tomar la banda. Morrissey no había ocultado su aversión hacia la controvertida primera ministra llamándola tirana y dictadora; así, decidió utilizar un extracto de sonido de las protestas proveniente de un álbum de efectos de sonido de la BBC para la introducción de la canción “Last night I dreamt that somebody loved me”, el registro histórico fue conservado en la versión de estudio y con el paso del tiempo se convirtió en la canción favorita del repertorio de The Smiths del compositor y del mismísimo David Bowie, a quien conoció en 1990 y con quien compartió escenario durante algunas giras.



Estanques vacíos 

“Everyday robots” es el trabajo más personal de Damon Albarn, en sus quince canciones retrata la infancia del compositor en el este de Londres y su miedo ante el aislamiento que traen consigo los avances tecnológicos; para grabarlo vistió los lugares donde creció y realizó una serie de samples y videos con su iPad. 

La canción “Hollow Ponds” recorre eventos clave en la vida del líder de Blur y Gorillaz, como la ola de calor y sequía de 1976 que azotó gran parte del Reino Unido, sus viajes al lago artificial ubicado en el área que da nombre a la canción y la estación de Leytonstone, en donde grabó el sonido de tren subterráneo que acompaña sutilmente el inicio y el final de la pista. El resultado de esta combinación es un melancólico viaje al pasado y un signo de interrogación hacia el futuro, inquietante y brumoso como nuestro reflejo cotidiano (y cada vez más recurrente) en las pantallas LCD.

Girls go ska: barahúnda de brujas y saxofones

No hay comentarios.


Girls go ska es una agrupación mexicana que combina los ritmos del ska, el reggae y el rocksteady para contar historias con composiciones originales y tomando como inspiración sonidos y bases del jazz, soul y hip-hop.

El proyecto musical conformado por Mariela Sánchez (batería), Jocelin Nieto (percusiones), Daniela Mecalco (bajo), Elizabeth Piña (saxofón tenor), Arlet Morán (saxofón alto), Soledad Arredondo (voz y sax) y Yamir Moreno (guitarra); cuenta ya con cuatro años de trayectoria y ha compartido escenario con bandas como Los Auténticos Decadentes, The Skatalites, Maskatesta, Los de Abajo, La Tremenda Korte, Liran Roll, Rude Boys, Salón Victoria, Silverio, Estrambóticos y Enjambre, con quienes han colaborado directamente con la canción Hematófago

Somos seis brujas y un poeta caminando con el ritmo, descifrando el algoritmo para decirnos la neta. Con la conciencia repleta de lo que es y será. Mucha magia existirá removiendo sentimientos, conjurando el movimiento, mientras suena Girls Go Ska. 

Girls go ska ha pisado diferentes escenarios y eventos de la talla del Festival Skatex (en sus ediciones 2018 y 2019), la visita de la banda argentina Skatoness a Querétaro (2019), la Glorieta de Insurgentes (2019), el Palacio de los Deportes (2019), el Caminante Fest (2019) y la Fiesta Internacional de Libro de Puebla (2020).

Actualmente están promocionando el sencillo "Quédate", segundo adelanto de lo que será su primer álbum de estudio que se publicará a principios de 2021, y estará conformado por ocho temas originales de la banda. Pueden seguir y conocer más del trabajo de Girls go ska en Spotify, en diversas plataformas musicales y en sus redes sociales oficiales.

Letrinas: Don Pez

No hay comentarios.
Don Pez
Por Samanta Galán Villa

A tus cincuentas seguías dándole baile al cuerpo. Todos te conocían como el borracho que animaba las fiestas. Yo no, a lo mejor porque me inicié tarde en ese ambiente. Te conocí porque manejabas el taxi que nos llevaba hasta Morelia e ibas por nosotros a la casa cuando mi abuelito tenía que ir al hospital. Me mirabas por el retrovisor y guiñabas el ojo. También te veía, tu cara reseca y escamosa me daba náuseas.

Así me fuiste agarrando confianza, hasta que al fin te animaste a invitarme a un baile, en honor a la patrona Santa Rosa. Los Players cerrarían la semana de fiestas y jaripeos. ¡Claro que te mandé a la chingada! No soy una modelo, pero tampoco estoy tan jodida. Terminé yendo con mis amigas y ahí te encontramos. Les invito las cervezas, dijiste, apestando a colonia barata. Mis amigas se rieron, pero yo no. Lo único que vi fue tu piel de pez.

Con el tiempo te perdí la repulsión, pero no como para andar contigo. Yo apenas terminaba el bachillerato y tú tenías tres hijos con una mujer que te abandonó porque ya no aguantaba tus infidelidades. Dicen que a veces te encontraban tirado en medio de la calle, meado y con el vómito resbalándote hasta el ombligo. Margarita, ven Margarita, decías entre el llanto y palabras a medio terminar.

          Margarita estaba en la capital con otro, todos lo supimos. Tus hijos te agarraron coraje y prefirieron olvidar que, en un pueblo en medio de la Sierra Madre, estaba su padre el infiel. Nadie se haría cargo de ti cuando estuvieras viejo, nadie te aventaría una tortilla para que no te murieras de hambre. Entonces tuviste la mejor idea de tu vida y te endeudaste para comprar el taxi.

El camión que va a Morelia sale cada hora, pero hay gente que tiene prisa, que debe irse de volada. Ahí es cuando te llamaban y cobrabas el doble. Aunque se nos hacía un robo, no nos quedaba de otra porque hay cosas que el tiempo nos quita y el dinero no recupera.

 Hiciste una reputación, ya no eras el borracho, sino el que sacaba de apuros y llevaba a la gente a la capital o a otros pueblos en tiempo récord. También con eso aumentaron tus ganancias. Preferiste bajarle a la tomadera y gastarlo en invitar a las muchachas a los jaripeos, a pasear al río y luego a tu casa.

Nunca ocultaste tu gusto por la putería y me da risa que hasta pensaras que yo te haría caso. No creas que no me gustaron tus regalos, los peluches envueltos en bolsas de celofán con las orejas chuecas o los ramos de rosas que aún traían espinas. He de confesarte que me sentía bonita, cotizada. Era, o así lo creía, la inalcanzable.

Terminé la prepa y mis papás dieron todo lo que tenían ahorrado para que estudiara enfermería en Morelia. No querían que terminara como ellos. A las enfermeras se les respeta y son muy inteligentes, una enfermera vale más que cualquier mujer que lleva a moler el nixtamal, eso decía mi papá muy orgulloso cuando me dejaba en la parada de autobuses. Todos sabían tu fama de mujeriego, y él prefería que tomara el camión a última hora que irme contigo.

¡Don Pez, ya se estaba tardando!, ándele que va a anochecer, te decía los viernes cuando aparecías en Mil Cumbres para subir pasaje. Me podían más las ganas de volver a la casa, que el regaño de mi papá por tomar el taxi. Ya no te miraba por el retrovisor la cara escamada ni los guiños de ojo. Ahora veía las montañas, las vacas y los borregos que pastaban antes de que llegaran las secas.

Pensé que ya éramos amigos y que dejaste de lado tus tonterías, por eso me extrañó verte fuera de la facultad esa mañana. Traías tus tenis blancos llenos de mugre, tu gorra del América, los ojos llorosos y en las manos un peluche envuelto en celofán.

Me morí de vergüenza al reconocerte. ¡Hijo de la chingada, vete a la verga! ¿Qué no entiendes? ¿Qué no entiendes que no quiero nada contigo?, quise gritarte, pero no lo hice, no iba a armar un escándalo frente a mis compañeros.

Híjole, ya llegó mi tío por mí. Nos vemos después, le dije a mis amigas y ellas entendieron que debían irse. Que, a fin de cuentas, aunque estudiara enfermería y me juntara con chavas de otro nivel, era del rancho y que una escena así no sería la última. Qué pasó, Don Pez. ¿Nos vamos? Hoy salí más temprano. Hasta parece que me lees el pensamiento. Ándale, vámonos. Tú sacaste el pecho, creyéndote el galán. Me entregaste el cochino oso y me dijiste que cada vez estaba más guapa.

Mírate, quién te viera. Ya preparándote para ser una licenciada. Para ti todos los que tenían una carrera eran licenciados: doctores, abogados, enfermeras, ingenieros, todos. Te agradecí por el oso y te repetí que ya nos largáramos. Te subiste al taxi y pusiste a los Cardenales.

La idea era irnos a Mil Cumbres a esperar pasaje, como siempre. Al pasar por ahí vimos a mujeres del pueblo en la parada y al autobús que llegaba al rancho más lento. Te valió madre y te fuiste de largo. ¿A dónde vamos? ¿No vas a subir gente o qué? No me respondiste y comenzaste a acelerar. Me cagué del miedo. Empecé a rezar el Padre Nuestro y a encomendarme a la Virgen, como me repetía mi mamá que hiciera cuando era niña.

En un punto del camino te orillaste y detuviste el taxi. Vente, te voy a enseñar algo. No quise bajarme, pero insististe. Había un bosquecillo y unos arbustos que comenzaban a secarse. Ya hay una cobija ahí y dejé unas cervezas. Vente, no te voy a hacer nada.

Sentí más coraje que miedo. Pendejo, imbécil. Moví la cabeza diciendo que no, el no que uno hace cuando alguien la caga. ¡Chingas a tu madre, pendejo! ¡Neta que vales verga, por eso te dejó Margarita! Agarré mis cosas y salí corriendo sin detenerme, sin pensar en nada. En ese momento no me di cuenta, pero estaba llorando. A lo lejos vi el camión que iba para el rancho y me subí antes de que me alcanzaras.

Pensé mucho en ti, en lo miserable que eras como para hacerle eso a una muchacha. Tan patético, que tu cara escamosa era la menor de tus vergüenzas. No le dije nada a mis papás porque seguramente hubieran ido por ti para lincharte. Me aguanté, pensando que usaría lo que hiciste para amenazarte si querías acercarte a mí de nuevo.

Ahora míranos, aquí los dos. Tardaron tres días en encontrarte. Mi mamá me marcó por teléfono para darme la noticia. Me dijo que apenas habían encontrado tu cuerpo. Te ahorcaste en medio de un bosquecillo, cerca de la carretera. Encontraron varias cervezas vacías, un oso en una bolsa y un cobertor bajo tus pies. Nadie imagina por qué lo hiciste, si un hombre viejo nada más debe esperar unos años a la muerte.

Dijo mi mamá que no te harían misa, porque las almas que se suicidan no pueden llegar a Dios. Te van a enterrar en el panteón sin banda, sin misa, como a un perro. Por eso vine, y estoy aquí, imaginando a través del ataúd tu cara de pez. No te guardo rencor, porque eso ya no nos sirve.

Margarita vino a tu entierro, llorando. Que de saber que ibas a matarte, no te habría dicho que se va a casar. Creíste que no le importabas a nadie, que nadie se daría cuenta si desaparecías. Viste la soledad que intentaste ahogar en alcohol y saciar en mujeres que sólo te seguían para desfalcarte.

Eras estúpido. ¿No sabes la falta que no vas a hacer a todos? ¿Sabes cuántos van a llegar tarde al hospital, a recibir el Solidaridad? ¿Quién va a traerme a casa los viernes en tiempo récord? ¿Quién me va a decir que he cambiado mucho, que estoy más guapa, elegante, bonita y que voy a ser la envida de las del pueblo? ¿Quién va a mirarme por el retrovisor? ¿Quién?

Ummagumma: 10 años a contracorriente

No hay comentarios.

Por Alejandro Carrillo

@alexiliado


Hay un lugar situado en la plena entraña del país, célebre por su cerveza helada, sus parlantes estridentes y su clientela peculiar; pero reputado principalmente por navegar a contracorriente durante, ya una década, en las ajetreadas noches de la ciudad y sus habitantes. Situado a unos cuantos metros del recinto que en donde se sentaron las bases de la unificación de la patria, el Ummagumma Alt-Rock-Pub (Venustiano Carranza 102-A, Centro) aposenta también y por lo regular a alborotadores, agitadores y activistas; igual de beodos y necios que los villistas y carrancistas de la Soberana Convención de Aguascalientes.

En ese mismo sentido y con toda la intención de hacer bullicio, no resulta inesperado que de la manera más bélica posible el lugar se encuentre puntual y estoicamente ubicado frente a la Casa de la Cultura. Y es que el Ummagumma o Umma, como lo entendemos sus demiurgos más asiduos, bien podría considerarse la Casa de la Contracultura en la ciudad, partiendo del hecho de que durante estos lustros ha abierto sus puertas y micrófonos a la inmensa mayoría de las voces y tendencias del arte y la cultura, dejando a un lado el funcionarismo y los prejuicios de todo tipo. Eso sí, no se sirve banda, reguetón ni cerveza indio porque los principios siempre estarán por encima del negocio.

Su puerta roja casi clandestina, coronada por una brillante "U" eléctrica y centelleante a lo Ziggy Stardust, esconde un largo pasillo repleto de melancólicos carteles y afiches de conciertos legendarios y bandas de culto; sólo para dar entrada a la protagonista del lugar: una barra infinita de madera que muestra orgullosa las cicatrices del vidrio y del tabaco, fruto de las innumerables batallas que se han librado sobre ella a lo largo de estos diez años. Todo cercado por moblaje tapizado con tejido escocés, y por paredes verdes y pistaches, ataviadas con insólitos e irrepetibles cuadros del rock.

El concierto fue especial, por primera vez nos encontrábamos en un sitio donde nuestra música encajaba perfectamente, la pared estaba tapizada de fotos de Morrissey, Siouxsie and The Banshees, Nick Cave y por supuesto The Cure, siempre The Cure como diría el escritor Israel Miranda.

Iván García y Los Yonkis

Es común ver entresemana a poetas y prosistas inéditos leer o escribir las más grandes obras de la literatura anticanónica, chocando los tarros con los que generan la riqueza después de un largo jornal y con gitanos poco entusiastas del calendario gregoriano. Por las noches la tinta, el rímel y los estoperoles desfilan osados por los salones del lugar, mismos que han refugiado por igual a vacas sagradas del rock nacional, gigantes del movimiento rupestre, artistas nacionales y extranjeros de todo tipo, y un sinfín de bandas locales. Alguno de ellos rindió un temerario homenaje en forma de canción al borde del delirium tremens y con el rugido de su Jaguar, otros menos virtuosos inmortalizamos el garito a través de las letras. Lo cierto es que el bar ha trascendido ya su propia existencia en obras que han quedado para la posteridad.

Quizá el encanto radique en su naturaleza anacrónica y camaleónica por igual. A diferencia de otros lugares, en el Ummagumma un sábado nunca será igual a otro sábado, pues cada día es un vórtice irrepetible en donde puedes encontrar y descubrir experiencias de todo tipo: un sabor, una charla enardecida, un disco, una sugar girl. Del soundtrack ni hablamos, por igual te topas un día a Depeche Mode y a New Order, que a Bauhaus y The Smiths, o Bob Dylan y Johnny Cash alternando con The Clash e Iggy Pop. La psicodelia que le dio nombre al pub no puede faltar, mucho menos las letras y acordes de Robert James Smith, santo patrono del lugar.


Hay cierta mitología que envuelve al Ummagumma, algunos cronistas cuentan que en otros tiempos su estructura sirvió para albergar cortejos fúnebres, y si prestas atención entre trago y trago podrás darle sentido a la arquitectura; aquí la recepción, por allá las salas de velación, los corredores y las salas de espera, al fondo la antigua plancha de preparación y embalsamamiento. Incluso si logras aislarte un poco más, podrás escuchar el cuchicheo tétrico de los deudos, y si vuelves la mirada siempre hay un alma taciturna con su ropa más sombría deambulando rumbo al patio. Y es que no hay mejor lugar para olvidar que estamos muertos.

El Ummagumma Alt-Rock-Pub llega a sus primeros diez años en medio de una catástrofe que nos ha obligado a reinventarnos y resistir una y otra vez, tal y como lo ha hecho este monstruo verde de mil cabezas a lo largo del tiempo: entendiendo el mundo de una manera alternativa y a contracorriente. Larga vida al Ummagumma.

© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios