Mostrando las entradas con la etiqueta Puebla. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Puebla. Mostrar todas las entradas

"De ovejas y príncipes en un tren", una fábula amorosa sobre el duelo


Por Jaime López |


A lo largo de un mes y medio, el foro de Puro Drama fue sede de la obra titulada "De ovejas y príncipes en un tren", con la que la actriz y directora mexicana, Patricia Madrid, propuso una reflexión empática acerca de temas que podrían resultar espinosos para muchas personas, por ejemplo, la muerte y el duelo.

En entrevista, la creativa enfatizó que el público objetivo principal del montaje fue el infantil, porque consideró que ha sido minimizado por los adultos.

"Los adultos a veces tenemos la idea equivocada de que los niños no deben de saber esas cosas, que a los niños no se les debe de hablar sobre lo qué pasó o creemos que no lo comprenden en su totalidad, y a mí me parece que esa es una idea errónea, porque los niños son sabios", explicó.

Destacó que "De ovejas y príncipes en un tren" también fue una oportunidad para volver a conectar con sus orígenes, porque recordó que ella estuvo alrededor de 20 años sin realizar un montaje en Puebla.

Añadió que, en el marco de la pandemia del nuevo coronavirus, el texto que coescribió con Paula Watson resultó más que pertinente para los connacionales debido a los diferentes tipos de pérdidas que han padecido.

"Me parece que en este momento, en donde estamos todos atravesados por una pandemia, que ya lleva dos años presente en nuestras vidas y que, además, ha dejado pérdidas, duelos, cambios inesperados de circunstancias para muchísima gente, que han perdido familiares, gente querida, gente cercana, pero también duelos que tienen que ver con pérdidas de trabajo o cambio de circunstancias de vida, cambio de ciudades, que a final de cuentas no dejan de ser cambios que generan dolor por cerrar ciclos", acotó.

En cuanto a la decisión de incluir una oveja como protagonista, indicó que es una oda a las personas que no se dejan devorar por la masa.

"Pareciera que las personas que se cuestionan cosas o que sienten un impulso distinto o simplemente sienten la intuición de no avanzar o de no caminar hacia donde van todos, pareciera que están equivocadas o las tachan de ovejas negras, entonces, de ahí nos vino el personaje de la oveja que a final de cuentas es leal a sí misma, se obedece a sí misma", declaró.

Acerca del personaje del príncipe, apuntó que éste es abordado desde una perspectiva diferente a la clásica, pues lo expone como un ser que tiene disposición a aprender de sus errores y conectar con sus emociones.

"Quisimos retomar un elemento de algo a lo que estamos acostumbrados, pero darle la vuelta, que no fuera una princesa, sino una oveja que toma decisiones y hacer un príncipe que no es títere, que es genuino, que habla desde el corazón, que contacta con sus emociones", expresó.

En cuanto a contextualizar todo el relato en un tren, mencionó que se trata de una analogía del viaje natural que emprenden los seres humanos, que incluye distintas paradas.

"El tren definitivamente tiene que ver con el viaje, con el trayecto, una vez que llegamos a la vida y que nacemos emprendemos un viaje que no para hasta que para, y muchas veces tenemos la sensación que vamos a la deriva", dijo.

Sobre la selección del elenco, respondió que tuvo la fortuna de coincidir con una de sus protagonistas, Lisha Montaño, en un taller de dramaturgia impartido en la Ciudad de México.

Abundó que ella fue quien le empezó a presentar actores poblanos y contactarse con ellos.

"Para mí fue muy grato, fue muy lindo, conocer a todas estas personas que yo no conocía, fue muy grande que se sumaron al proyecto sin conocerme", apuntó.

En otro orden de ideas, estuvo de acuerdo en la descentralización de la cultura, pero aclaró que ello no significa que debe de frenarse toda la actividad artística desarrollada en la Ciudad de México.

Finalmente, remarcó su sorpresa de haber regresado a la Angelópolis y encontrar un movimiento teatral más activo y sólido en comparación con el que existía hace 20 años.

Construarte crea experiencias que alimentan el espíritu y la imaginación: Víctor Rubén


Por Jaime López |


Para las personas que residen en la capital poblana y que buscan actividades artísticas alternativas, el Centro Cultural Construarte es una oportuna opción debido a la variedad de montajes y talleres que tiene a su disposición. 
Definido por su director Víctor Rubén como un espacio que fomenta la creatividad y produce un gozo emocional, Construarte cumple más de dos décadas de existencia en una nueva sede, ubicada en la calle Citlaltépetl número 15, en la colonia La Paz. 
En ese lugar, el público encontrará distintas representaciones escénicas, además de talleres para todo tipo de edades, por ejemplo, actuación y coro infantil, o esgrima deportiva. 
En entrevista, Víctor Rubén señaló que la nueva etapa de Construarte abarca una oferta más amplia de actividades. 

"La oferta volvió a crecer, ya no son solamente obras de teatro y talleres, ahora también son obras de teatro por Internet, grabaciones cinematográficas, una sala de cine, en fin, empezamos a crecer y Herencia 911 (su anterior sede) nos quedó chiquita", expresó. 

 

Abundó que, además de La Rekámara, una nueva compañía local se ha sumado a sus filas para enriquecer el abanico de propuestas, Faramalla Teatro. 

"Somos una asociación civil que se dedica principalmente a difundir y a crear experiencias que alimenten el espíritu y la imaginación de las personas", apuntó. 

 

Subrayó que Construarte toma en cuenta la equidad de género, así como la diversidad de disciplinas artísticas, ya que se conforma por cineastas, locutores, cantantes, actores y actrices. 
En cuanto a uno de sus cursos permanentes más llamativos, destaca el referente a esgrima artística y deportiva, que incentiva la disciplina y el control corporal. 


Al respecto, el creativo explicó que el taller en turno ayuda a los histriones a no lastimarse en producciones en donde tienen que recrear escenas de peleas. 
Del mismo modo, recordó que, a principios del siglo XX, era una actividad sumamente relevante para el gremio periodístico, porque servía para resolver confrontaciones entre reporteros y políticos. 

"Por ahí de 1907, más o menos, en México era bien importante que los reporteros supieran esgrima, porque muchas veces de quienes escribían los demandaban y tenían que dirimir su querella a través de una lucha, a primera sangre, no se morían, el primero que salía herido era el que perdía. Si perdía el reportero no sacaba la nota, pero si ganaba el reportero sacaba la nota con la anuencia de la persona aunque fuera afectada", acotó. 

 

En otro orden de ideas, el protagonista de "Monogamia" señaló que ha ido en aumento la audiencia de las obras locales. Ello en virtud de que cada vez son menos los montajes foráneos que arriban a la Angelópolis. 

"Afortunadamente para nosotros, la oferta de obras de teatro de fuera está baja y entonces el público necesitado del contacto, necesitado de una experiencia, viene, se acerca. Vamos creciendo, lento, pero el público afortunadamente está buscando más teatro", declaró. 

 

No obstante, reconoció que todavía hay gente que le da miedo salir y acudir a un foro escénico en el marco de la pandemia del nuevo coronavirus. 
En ese sentido, indicó que Construarte acata todas las medidas de salud preventivas a fin de cuidar a sus espectadores. 

"Lo que le podemos ofertar al público que tiene miedo o se reserva es ser muy estrictos en lo que son las disposiciones de higiene de Covid-19, por ejemlplo, toma de temperatura, toma de oxiginación, el gel,  todas las habitaciones diariamente se sanitizan y todos los actores tienen su esquema completo de vacunación", sostuvo. 

 

Entre las obras que, actualmente, Construarte ofrece a su público se encuentran "Terapia de pareja", "Monogamia" y "Corazón delator". 
Esa última es donde el público entra con los ojos vendados a percibir una representación teatral. 
Para mayor información acerca de los montajes y talleres de Construarte los interesados deben llamar al 2222126634 ó 2224569655.

"Bala'na", perder la inocencia pero no la identidad



Por Jaime López

@JaimeComunidad3


Su cuerpo desnudo se adueña del escenario. Es tan imponente su vulnerabilidad que resulta difícil no prestar atención a su relato. Antes de comenzar con sus vivencias, se presenta como "Yoselín", aunque aclara que previamente la llamaban "Rufino". No tiene dudas sobre su identidad o su esencia, una que como cualquier ser humano tiene aspiraciones, sueños y episodios de sufrimiento.

"Cuando era niño, mi padre solía llevarme a la milpa, a mí nunca me gustó ir a la milpa, sentía que esa vida no era para mí, en cambio, me gustaba ayudar a mi madre en las labores de la casa. De eso sacó provecho una tía mía y me consiguió un trabajo aquí, en esta ciudad, de criadita, bueno, de criadito, pues...", expresa en una parte de la trama el personaje central.

Lo anterior es apenas el inicio de la obra "Bala'na", monólogo independiente escrito y protagonizado por Alexis Orozco, que fue presentado a finales de enero pasado en el foro de Puro Drama, en la ciudad de Puebla.

En entrevista para este reportero, el intérprete originario de Oaxaca subrayó su alegría de poder trabajar en pro de la comunidad diverso sexual desde su trinchera como actriz.

Cabe mencionar que "Bala'na" ha sido reseñada por algunos analistas como una propuesta que visibiliza la transexualidad o como un montaje que echa por abajo la idea romantizada de que los muxes son bien acogidos por toda la sociedad oaxaqueña.

Sin embargo, para quien suscribe este texto, la obra va más allá de la denuncia y la concientización, porque aborda un tópico universal: la pérdida de la inocencia.
Si bien "Bala'na" significa virginidad en zapoteco, el monólogo de Orozco muestra la evolución emocional de "Yoselín", luego de enfrentar el amor/desamor, la pérdida y el rechazo. Esto último en medio de un contexto sórdido, el del sexoservicio.

Al respecto, el creador subrayó la resiliencia de las trabajadoras trans para sobrellevar las dificultades de la vida.

"Yo creo que la principal satisfacción fue el convivir con ellas, conocer que ellas son así, puede pasar una tragedia en ese momento y ellas buscan el momento pícaro, el momento de comedia para que eso no les duela tanto y eso lo viví prácticamente con ellas, estando ahí con ellas, convivir con ellas, conocerlas, palparlas", apuntó.

En otro orden de ideas, Orozco comunicó que "Bala'na" le generó un descubrimiento como creativo, porque fue un momento de transición para ella como actor/actriz.

Acerca de los momentos en que interactúa con la audiencia, dejó en claro que sus reacciones son producto de la improvisación.

"Es lo que me da el público en ese momento, es una escena que realmente es natural", dijo.

En resumen, "Bala'na" es una obra indispensable de ver, por su vigencia y porque evidencia el alto nivel escénico de su protagonista.

Se presentará próximamente en Tabasco, Tlaxcala y la Ciudad de México, aunque para mayores detalles se recomienda visitar su página de Facebook.

“Ciudad Soledad” abre sus puertas al público en vivo



En diciembre de 2020 Iván García y Los Yonkis lanzaron su quinto disco de estudio llamado Ciudad Soledad. Trabajo que contiene 13 tracks conformados por letras de Iván García y arreglos musicales de Los Yonkis. Esta nueva placa producida por Carlos Iván Carrillo y grabada en Casa Yonki, condensa referencias estilísticas a Bob Dylan, Johnny Cash, Tom Petty, Neil Young, Bruce Springsteen, y Quique González, rolas repletas de referencias contemporáneas y musicales que nos invitan a desentrañar el ruido de fondo para encontrar una propuesta musical desde Puebla.


Ciudad Soledad es un álbum que se publicó en tiempos de pandemia por lo cual, a lo largo de este año, no pudo presentarse con la ceremonia correspondiente y a como nos tiene acostumbrados la banda poblana. La cita para la esperada presentación oficial del disco será el 21 de enero de 2022 en el foro Beat 803 en la ciudad de Puebla. Los invitados serán la banda poblana Té de Brujas, así como la cantautora Bluez Marentes desde Monterrey, Nuevo León. 


Los Yonkis, banda integrada actualmente por Iván García, Carlos Iván Carrillo, Beto Montes, Héctor Arenas y Rafa Ortíz; apuestan por esta presentación en la que se podrá disfrutar de todas las canciones del álbum en su versión en vivo, así como canciones tradicionales de producciones anteriores que el público poblano conoce bien.

Aunque en la dinámica actual de la industria los álbumes han sido sustituidos por sencillos, Los Yonkis, congruentes con su alma vieja apuestan por una obra completa integrada por 13 tracks. En palabras del escritor hidrocálido Sergio Martínez: “con este disco la banda poblana nos regala en sus canciones una ucronía musical y un coctel de steampunk sonoro que pretende hacernos llevadero un año de mierda. Quizá estas rolas nos ayuden a transitar por una pandemia que nos ha arrebatado a familiares y amigos”.


Los boletos de acceso para la presentación están disponibles ya desde la plataforma Boletia y tienen un costo de preventa de $100 pesos y el día en taquilla $150. Adquierelos aquí: https://cutt.ly/fUv3Yg6




Con texto de Robert Bloch, Teatro Freak cierra temporada de Varieté del horror

Por Jaime López 

El próximo 27 de noviembre tendrán lugar las últimas dos funciones de Varieté del Horror, la serie de lecturas dramatizadas con las que la compañía Teatro Freak, Cuentos para no dormir, regresó a los foros escénicos de Puebla tras un año y medio de pausa por la pandemia del nuevo coronavirus. 
En concreto, la agrupación referida presentará "Algo llamado Enoch", relato de terror psicológico escrito por Robert Bloch, cuya obra más famosa es la novela de "Psicosis". 
Al respecto, Mónika Tovar, fundadora de Cuentos para no dormir, señaló que Bloch es "un autor generoso", el cual se destaca por recrear inquietantes atmósferas de la psique humana. 
"Lejos de ser un terror de efectismos, ahonda en las profundidades del ser humano, en las partes más oscuras del ser humano", expresó.
Mencionó que la obra del autor en cuestión puede vincularse con el actual contexto social, en donde la crisis sanitaria sacó el lado más oscuro de las personas. 
La creativa también manifestó que el haber frenado las actividades escénicas por la pandemia fue difícil en diversos sentidos, no solamente el económico. 
"Lejos de que la situación económica se puso complicada, estuvo la cuestión que pegó directamente en las emociones de las personas", acotó.

Destacó que Teatro Freak, Cuentos para no dormir, es una manifestación escénica "rara", que sale de lo convencional, la cual fue ideada hace ocho años y medio. 
Reconoció la adrenalina que le produce volver a las tablas escénicas, haciendo énfasis que dicha adrenalina le ayuda a generar la energía necesaria para conectar con el espectador. 
Como ya se había comunicado, "Algo llamado Enoch" se presentará el próximo 27 de noviembre en dos funciones, a las 17 y a las 19 horas. 
La sede es el Café Diecinueve Cuarenta, ubicado en la Avenida Reforma 504, en el Centro Histórico de Puebla. 
El precio de las localidades es de 150 pesos por persona, aunque los estudiantes y maestros solo pagan 120. Para mayores informes, se recomienda marcar al celular 22 27 22 29 13.
Varieté del Horror arrancó el pasado 29 de octubre e incluyó la representación de cuatro textos trabajados a lo largo de los últimos años por Teatro Freak.

Iván García y Los Yonkis lanzan cuatro temas inéditos de terror


Iván García y Los Yonkis han preparado un especial de terror para musicalizar las ofrendas, fiestas de disfraces y festejos mortuorios de este 2021 con una Live Session grabada desde Casa Yonki y dedicada a su público más fiel.

Beto Montes (batería), Héctor Arenas (bajo), Rafa Ortiz (teclados), Iván Carrillo (guitarra) e Iván García (guitarra y voz) se reunieron en una sesión exhaustiva a grabar cuatro temas inéditos que se estrenarán el domingo 31 de octubre al mediodía desde el canal de YouTube de Casa Yonki.

Las piezas son ambientadas en sitios que aluden al mundo del terror y la cultura pop. Pasajes de la cinematografía situados en el rock and roll entre esperpentos, licántropos, monstruos universales y maldiciones; pero también historias de amor y desamor desolladas entre slime y telarañas sintéticas que nos invitan a ponernos nuestros disfraces y salir pedir dulces para chicos y grandes.

Las referencias poblanas que son sello característico de la banda no pueden faltar y nos transportan a los espacios perfectos para desarrollar estas historias románticas (en el sentido literario), góticas (en el sentido estético) y posmodernas (en el sentido trágico).

Todas las canciones de la sesión “En vivo y muerto” fueron compuestas por Iván García y producidas por Iván Carrillo. El material audiovisual fue grabado, mezclado y masterizado en Casa Yonki, realizado bajo la dirección de cámaras de César “Babe” Hernández y maquillaje de Susana Vargas Arreguin.

No te pierdas la transmisión de “En vivo y muerto” este 31 de octubre desde el canal oficial de CasaYonki.

Festival Vías Alternas 2021: cultura, música y migración

Durante siete ediciones el Festival Vías Alternas de la Interculturalidad se ha convertido en un espacio desde el cual se busca promover la reflexión en torno a temas de impacto social como la solidaridad entre los pueblos, la inclusión, la igualdad de género, la movilidad y los derechos humanos, todo a través del ámbito de la cultura.

Para la edición 2021, el festival ha organizado su programa en torno al fenómeno de la migración, el cual se abordará desde diversos foros, charlas y talleres, además de una cartelera que incluye presentaciones  musicales y artísticas, pinta de murales, ciclos de cine y exposiciones. Todo en el marco de la visibilización de los derechos de los migrantes y la inclusión social.

La Secretaría de Cultura federal en conjunto con el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos y la Secretaría de Cultura del estado de Puebla han presentado una programación del festival híbrida que contará con actividades en línea a través de "Contigo en la distancia", así como eventos presenciales como parte de la iniciativa #VolverAVerte, mismos que se llevarán a cabo en el MNFM y en otros foros del estado de Puebla.

Destacan en la parte musical del Festival Vías Alternas de la Interculturalidad las presentaciones de La Muna, Carlos Arellano e Ivàn García y Los Yonkis, a realizarse el 3 de octubre en la Antigua Estación del Ferrocarril de Atlixco, en punto de las 14 horas. 

Además también habrá conciertos de otros exponentes musicales como la Banda Sinfónica Mixteca, Zara Monroy, Juan Sant y Gamaliel López. La proyección de películas y documentales se llevará a cabo en la Cinemateca Luis Buñuel de la ciudad de Puebla y a través de la estación de televisión de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla: TV Buap.

Todas las actividades se realizarám entre septiembre y diciembre de 2021, concluyendo en el Día Internacional del Migrante (18 de diciembre), con un maratón de producciones radiofónicas. El programa completo se puede consultar en https://museoferrocarrilesmexicanos.gob.mx/. Las actividades presenciales están sujetas al semáforo epidemiológico de cada localidad.

Cine, lucha libre y rock and roll: la música en los filmes del Huracán Ramírez

Por Polo Bautista | 


Dirigidas en su gran mayoría por Joselito Rodríguez, la saga cinematográfica realizada sobre el ídolo del pancracio mexicano Huracán Ramírez, consta de siete films que comprenden el periodo 1952 hasta 1989. Las aventuras del enmascarado blanquiazul además de interpretar los clásicos combates entre técnicos y rudos exhibieron sutiles muestras del rock and roll nacional. Estos destellos los podemos encontrar específicamente en tres películas de los sesenta: El misterio de Huracán Ramírez (1962), El hijo de Huracán Ramírez (1965) y La venganza de Huracán Ramírez (1967).

En la primera película descubrimos al grupo rocanrolero Los Salvajes como acompañamiento musical (aunque nunca se salieron en pantalla), con una canción de Manuel Gallegos titulada “Mi copetitos”, interpretada por la actriz Titina Romay y bailada a ritmo de twist junto a Alfredo Fernández, alias “El Pichi”. Para el segundo film hicieron acto de aparición Los Sinners quienes acompañaron nuevamente la interpretación de Romay, pero a diferencia del conjunto Los Salvajes ellos sí aparecieron brevemente, aunque la mayoría de composiciones estuvieron principalmente a cargo del recientemente finado Armando Mazanero. En su libro Guaraches de ante azul Federico Arana comenta amargamente sobre aquella experiencia: “Los Sinners salíamos haciendo un play back que nos cubrió de vergüenza y oprobio”.

Finalmente para La venganza de Huracán Ramírez apareció un conjunto originario de la capital poblana surgido durante 1967. Llamados al comienzo Los Nobles y posteriormente Los Novelistas, estos se conformaron por el avezado rocanrolero Enrique González “El Gallo” (guitarra), quien anteriormente formó parte de Los Frailes y compuso los primeros rocanroles originales poblanos registrados para la RCA Víctor en 1965. Le siguió José Luis Vázquez “Popochas” (bajo), el cual tuvo posteriormente una breve participación en la película Los Ángeles de Puebla (1968) junto al grupo Los Santos. También el capitalino Pedro Orozco mejor conocido como “Peter” (vocalista), carismático y dinámico entusiasta del rock and roll relacionado al ámbito artístico de Ciudad de México, quien se hizo muy famoso en Puebla por sus estrambóticas interpretaciones de James Brown con el tema “Please, please, please”. Por último pero no menos importantes, estuvieron José Luis Herrera “El Pipis” (teclado) y Renán López (batería).

Se presentaron -invariablemente- al lado de Titina Romay y algunas bailarinas con la melodía “Besitos A go go”, autoría del poblano Zayas Galeana Tabe. No obstante, durante los preparativos del film en 1966 tanto el grupo Los Novelistas y la melodía antes citada eran prácticamente inexistentes, por lo que sus apariciones en el celuloide ocurrieron de manera algo afortunada.

El grupo encomendado originalmente para presentarse en la película del Huracán, fue otra incipiente banda poblana que llevó por singular nombre los 2 + 2, la cual estuvo integrada al inicio por Antonio Calderón (batería), Oscar Torija (guitarra), Enrique Limón “El Monster” (bajo) y los anteriormente mencionados Galeana (guitarra) y Orozco (como asistente del grupo durante sus presentaciones en vivo).   

Pero ¿cómo es que un grupo angelopolitano consiguió la oportunidad de aparecer en el film La venganza del Huracán Ramírez? Y todavía más importante ¿por qué se presentaron Los Novelistas en lugar del 2 + 2 con el tema de Galeana?

Pues bien, “Peter” intercedió a favor del conjunto 2 + 2 gracias a sus conexiones con miembros de la producción cinematográfica. Por hacer mención, el afamado luchador galo Jean Safont, quien interpretó a los villanos bajo los pintorescos motes de “El diabólico Profesor Landru” y “Sansón el elegante” en la saga de Huracán Ramírez, resultó ser ni más ni menos que su padrastro. Por lo que es evidente la intercesión del carismático intérprete de “Please, please, please” a favor de los músicos poblanos.

En consecuencia, el grupo viajó a Ciudad de México en 1966 para demostrar sus aptitudes: “Tuvimos el gusto de conocer a Titina Romay, Pepito Romay, Joselito Rodríguez, David Silva, Carmelita González y a todos los que intervinieron en la película… fue ahí en su casa (de Titina) donde le cantamos las canciones”, asegura Galeana.

Sin embargo, ante el cuestionamiento sobre alguna composición original del grupo, éstos admitieron que no contaban con ninguna y dejaron la residencia Romay algo desalentados ante un posible desaire. Pese a esto, Galeana declara con fervor: “Esa noche nos fuimos caminando y pasamos por donde está Bellas Artes… no sé cómo se me ocurrió tomar la guitarra y ahí, en frente de Bellas Artes comencé a hacer la de ‘Besitos A go go’… Al otro día llegamos, le toqué esa canción a Titina y me dijo ‘Me parece perfecta’”.

El tema de Galeana resultó apropiado para los Romay y el conjunto 2 + 2 saldría en La venganza de Huracán Ramírez junto a Titina. Mérito nada menor, si tomamos en cuenta que sería el debut para un conjunto rocanrolero angelopolitano dentro del cine mexicano con una pieza original. No obstante, justo después de su aparente logro se suscitaron discrepancias y dificultades entre los músicos que ocasionaron sorpresivamente su separación.

En vísperas de iniciar grabaciones y con el grupo 2 + 2 indispuesto, “Peter” y González acordaron rápidamente armar una nueva banda que los supliera, de esa forma nacieron Los Novelistas. Por otra parte, Galeana les cedió la melodía “Besitos A go go” para satisfacer lo solicitado por los Romay. Y finalmente, La venganza de Huracán Ramírez se rodó según lo programado para 1967, con Los Novelistas al lado de la joven actriz.

Con una duración que apenas sobrepasa los dos minutos, el tema “Besitos A go go” es un rock and roll muy característico de la segunda mitad sesentera: bailable, cursi pero candoroso y sobre todo jovial a la forma A go go. Instrumentalmente resalta el rasgueo y solo de guitarra realizado por González.

Pese a la desilusión infligida al 2 + 2 lo anterior no significó su final, poco después Calderón y Galeana se reorganizaron y adicionaron al grupo dos nuevos talentos, Gerardo Corte “El Chavo” (teclado) y principalmente el curtido ex Demonio del Rock Juan Guerra (bajo), quien abandonó al conjunto Los Grecos de Ciudad de México para retornar a Puebla y trabajar con sus jóvenes compañeros. Entonces los mejores años del grupo se presentaron con gran éxito y mucho empleo hasta entrados los setenta.

Por otra parte, Los Novelistas encabezados por González permanecieron en la capital mexicana una breve temporada más. Con los ingresos obtenidos por su aparición en la cinta adquirieron parte del equipo que tanto requerían. Trabajaron algún tiempo al lado de Luis “Vivi” Hernández, quien fuera vocalista de Los Crazy Boys, e inclusive algunos aseguran que tocaron en el Fórum de los Hermanos Castro. Tristemente al final se desbandaron y cada uno siguió por su lado. Sobresale el caso de González quien concilió tanto su carrera musical con la comedia y llegó a codearse con figuras como Paquita la del Barrio, Polo Polo y Jorge Falcón.

A grandes rasgos esa es la historia, pero a diferencia de Arana junto a Los Sinners, Galeana y Los Novelistas se sienten satisfechos con su contribución al rock and roll, aunque muy pocos conocen sus peripecias. Hasta el día de hoy, ellos permanecen en contacto y ocasionalmente hablan de esos tiempos, cuando su paisano Alejandro Lora y el Three Souls in my Mind aún no figuraban sobre los escenarios, en tanto que Los Novelistas, el 2 + 2, Los Santos y muchas otras bandas libraban sus propias luchas rocanroleras.

Cartas a Jonas: convocatoria de arte postal

La Galería Experimental Liliput ha convocado a homenajear al cineasta lituano Jonas Mekas a través de un ejercicio de arte postal que tendrá como fin una exposición presencial de todas las piezas recibidas hasta el 20 de julio. Actualmente se han aceptado más de 70 piezas provenientes de 13 países.

El realizador Jonas Mekas, fallecido en 2019, es considerado uno de los grandes poetas cinematrográficos de la contracultura neoyorquina.

Convocatoria Internacional de Arte postal Cartas a Jonas 
CARTAS A JONAS

Convocatoria de ARTE CORREO
Tema: Homenaje a Jonas Mekas
Fecha límite: 20 de Julio de 2021
Fecha de EXPOSICIÓN 1-  24 Julio 2021 
Técnica: Libre (acuarela, pintura, grabado, dibujo, bordado, video, collage, fotografía, etc.)
Tamaño: Máximo Carta (21 x 28 cm)
Participación: Gratis
Es posible participar con un máximo de 2 obras.
Abierto a todos, sin límite de edad, nacionalidad, etc
Indique claramente en el reverso de su trabajo: nombre y apellido / dirección / dirección de correo electrónico / título del trabajo / año.
Cada participante debe enviar trabajos relacionados con la obra de JONAS MEKAS
Sin selección, sin jurado, sin venta.
No se acepta ninguna responsabilidad por los problemas causados por daños, demoras o pérdidas.
Las imágenes de las obras enviadas pueden ser utilizadas por la organización de la manera y para los fines que se consideren apropiados, sin reclamo financiero de los artistas participantes.
Está prevista una primera exposición en Galería Experimental Liliput en Julio de 2021.
En los próximos meses, se comunicarán los detalles de la exposición.
Los trabajos deben ser enviados únicamente por servicio postal tradicional.
La opción de enviar los trabajos en sobre o fuera de sobre es libre.
Se excluirán los trabajos pornográficos, racistas, militaristas, homofóbicos, nazis, blasfemos, sexistas, etc.
Los trabajos recibidos no serán devueltos.
ENVIAR A:
Devin Cohen
Diagonal 18 sur 4563, Colonia Jardines de San Manuel Puebla, Puebla México CP:72580

Contacto: liliput.xperimental@outlook.com
Devin Cohen
Dirección
Galería Experimental Liliput


Pacomostro lanza el sencillo «Fuego en el Jardín»


A partir del primer minuto de este 11 de junio estará disponible en todas las plataformas digitales “Fuego en el Jardín”, primer sencillo de lo que será la tercera placa discográfica del músico poblano ‘Pacomostro’.

El material de lanzamiento fue grabado, mezclado y masterizado en su totalidad por la productora Casa Yonki y la composición de Paco Muñoz cuenta con la participación especial de Nono Tarado, uno de los rocanroleros más aguerridos de nuestro país. También colaboran Ury Morales en el saxofón y Carlos Iván Carrillo en la guitarra eléctrica, bajo y teclados.

Paco Muñoz, mejor conocido como ‘Pacomostro’ ya cuenta con una trayectoria importante en el undergroud del rock poblano. Tiene publicados hasta el momento dos álbumes de estudio y ha compartido escenario con importantes músicos, cantautores y exponentes del rock independiente a lo largo y ancho de la República Mexicana.

El single “Fuego en el Jardín” es un adelanto del nuevo material de estudio que ‘Pacomostro’ nos traerá en septiembre, y la canción de estreno viene acompañada con un video oficial realizado en conjunto por Revista Sputnik y Casa Yonki.

“Una canción que, como varias de este disco, son hijas del confinamiento. Una rola que describe el hastío que causa todo a tu alrededor y que algunos piensan se te pasará con buenos deseos”. Paco Muñoz

 

“El Recreo de los Gallos” será el nombre de la nueva producción discográfica que contará con participaciones especiales de cantautores mexicanos y está siendo producido por Carlos Iván Carrillo. En palabras de su autor, “este nuevo disco se deslindará un poco de la agresividad que caracteriza mi música y se remontará a la sutileza y melancolía de letras más profundas y personales, pero sin perder la calle y la mugre que me representan”. La nueva obra de ‘Pacomostro’ seguramente será un referente para muchas noches de borrachera y para la rola en Puebla.


Los Fantasmas del Rock y los primeros rocanroles originales en Puebla

Por Polo Bautista


¿Cuál fue la primera composición rocanrolera original hecha en Puebla? Sin duda se trata de una cuestión aparentemente sencilla y a todas luces natural para cualquier interesado en los anales del rock and roll poblano. Sin embargo, la pregunta está lejos de solucionarse satisfactoriamente. A continuación se exponen brevemente algunos datos curiosos y ciertas luces al respecto.

Se tiene por común acuerdo que las primeras agrupaciones rocanroleras angelopolitanas surgieron a finales de los años cincuenta con los Demonios del Rock y Los Teddy Gangs. Ambos conjuntos pueden considerarse pioneros del rock and roll, aunque en ningún caso existen registros de composiciones propias, con todo y que las melodías grabadas en los sencillos de 1962 por los Demonios del Rock están acreditadas a algunos de sus integrantes, asunto por demás incorrecto, pues verdaderamente son adaptaciones o covers.

En consecuencia, los primeros rocanroles originales registrados datan presuntamente de 1965 realizados por Enrique González (también conocido como “El Gallo” o “Chessman”), un rocanrolero importante para Puebla que participó en distintos conjuntos sesenteros destacados, por mencionar: Los Gypsies, Los Frailes y Los Novelistas. No obstante, es difícil suponer que a lo largo del primer lustro de la década sesentera ninguna banda o músico se propusiera realizar semejante logro creativo, y simplemente se conformaron con adaptar los temas más conocidos del repertorio rocanrolero. Por lo tanto, dicho asunto pareciera estar zanjado al no contar con ninguna evidencia material o información medianamente fiable, aunque recientemente surgieron nuevos datos que arrojan algo de claridad sobre el tema. Dicha evidencia se encuentra al revisar la fugaz trayectoria musical de Los Fantasmas del Rock.

Conjunto efímero pero entusiasta, Los Fantasmas surgieron a comienzos de los años sesenta y estuvieron conformados por los hermanos René (bajo) y Óscar (batería) Ayón Rodríguez, Miguel Ángel Bashbush (teclado), Enrique Rosas (guitarra), Luis David Benavides (vocalista) y el antes mencionado González “Chessman” (requinto), apodado así por su parecido con el “bandido de la luz roja” Caryl Chessman. La mayoría estudiantes pertenecientes al Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec donde aprendieron sus primeras lecciones musicales en la Orquesta Juvenil.

De acuerdo con González, los hermanos Ayón y demás integrantes ya habían conformado la banda cuando él se integró de forma un tanto casual: “En una pinta de la escuela los conocí, me dijeron que iban a ensayar y yo les pregunté por lo que ensayaban, pues que un grupo de rock me contestaron y ya me les pegué… Logré gustarle a los muchachos, en ese tiempo jóvenes, chavos, teníamos doce años y me dijeron ‘¿por qué no entras al grupo?”. Entonces el joven “Chessman ocupó el puesto de requinto.

Como todas las bandas rocanroleras por aquellos días, tocaron sus adaptaciones de los grupos consagrados como Los Locos del Ritmo, Los Teen Tops o Los Rebeldes del Rock en la estación radiofónica XEHR propiedad de Don Roberto Cañedo, donde su esposa la señora Josefa Benites los escuchó tocar y generosamente decidió amadrinarlos con unos instrumentos eléctricos. Por si fuera poco, también los introdujo al ambiente artístico de las caravanas que organizaron cervecerías importantes como Corona y Cuauhtémoc Moctezuma para que amenizaran los intermedios de las grandes celebridades que visitaban la ciudad. Así, desde muy jóvenes incursionaron en el ámbito artístico aunque solo por una muy corta temporada.

Durante ese tiempo tuvieron experiencias interesantes y hasta divertidas como la que evoca con picardía González sobre César Costa, quien en los años sesenta solía vestir diversos suéteres de grecas. El solista alcanzó tanta popularidad que se volvió moda entre la juventud portar dicha prenda, y de alguna forma, se generó el rumor con respecto a una supuesta fábrica de suéteres que poseía.

Pues bien, “Chessman” comenta con cierto bochorno lo ocurrido durante aquella presentación en el otrora Teatro Variedades de Puebla: “Una señora muy conocida que se llamaba o se llama Ivonne Recek de Luke le regaló un suéter a César… Entonces a mí se me ocurrió decirle ‘¿oye César no tendrás un suéter que me regales?’. Ya te puedes imaginar mi ignorancia”. Claramente el joven guitarrista no lució desconocimiento, sino ingenuidad infantil al dar crédito a semejante patraña sobre la fábrica, pero no fue el único suceso memorable.

Otro momento singular ocurrió tras bambalinas, cuando la mismísima Julissa sufría de nervios escénicos previo a realizar su número y se confesó con Enrique al decirle: “Ay manito estoy rete nerviosa”. Siendo que verdaderamente los abrumados eran Los Fantasmas del Rock quienes realizaban sus primeras actuaciones a tan corta edad, mientras que Julissa ya figuraba en el ámbito rocanrolero nacional. Aquel día se presentaron además de César Costa, Julissa y Alberto Vázquez, el carismático Enrique Guzmán acompañado por la banda Los Salvajes, quienes generosamente le obsequiaron un cable a González para que pudiera conectar su guitarra eléctrica. Sin duda entrañables recuerdos.

Desafortunadamente, la falta de madurez les jugó en contra y el grupo Los Fantasmas del Rock se desbandó prematuramente, no sin antes incursionar en la composición. De acuerdo con González, el cantante Luis David Benavides compuso dos piezas que llevan por título “El rock de los fantasmas” y “Partiré”, los cuales probarían que hubo iniciativa entre algunos rocanroleros por hacer música propia durante el primer lustro sesentero. En otras palabras, serían los primeros rocanroles originales conocidos que únicamente se conservaron en la memoria de sus protagonistas.

Pero sorpresivamente a comienzos de 2020 y antes de la pandemia desatada por el Covid-19, algunos miembros fundadores del grupo Los Fantasmas se reencontraron para una celebración. Oscar Ayón, Miguel Ángel Bashbush y el varias veces mencionado González recordaron a ritmo del rock and roll los viejos tiempos en compañía de amigos y familiares. Increíblemente un tema compuesto por su desaparecido compañero Benavides se volvió a escuchar después de tanto tiempo (¡casi sesenta años!), y en esa ocasión quedó modestamente registrado gracias a la tecnología de los dispositivos móviles. “El rock de los fantasmas” es una pieza que reboza candidez juvenil, de sencilla ejecución y altamente bailable, con más semejanza a los rocanroles clásicos. Ciertamente una precoz manifestación de creatividad rocanrolera en Puebla.

Posterior a Los Fantasmas del Rock, “Chessman” integró otros conjuntos siendo con Los Frailes donde alcanzó uno de sus mayores méritos como compositor, pues registró para la RCA Víctor los primeros rocanroles realizados por un poblano intitulados “Te perdí” y “Tarahumara”. A pesar de que cuenta con una amplia trayectoria artística como músico y comediante al lado de figuras como Luis “Vivi” Hernández, Paquita la del Barrio, Jorge Falcón o Polo Polo, por su mente nunca se extraviaron aquellos primeros rocanroles que tocó junto a sus fantasmagóricos compañeros de juventud.

Los Gypsies: rock sesentero entre Puebla y Chiapas

Por Polo Bautista

Existen numerosos grupos que lamentablemente no lograron registrar su música, las causas pudieron haber sido muchas e indefinidas. Pero su importancia y legado resultan suficiente como para darles una merecida mención en los anales del rock and roll mexicano.

Los Gypsies o Los Gitanos fue un conjunto poblano surgido presumiblemente en 1963. Por sus filas pasaron músicos importantes que hicieron ruido dentro y fuera del estado; así como predecesor directo de la afamada banda Los Frailes. Su primera alineación estuvo compuesta por Arturo Álvarez (guitarra), Enrique González “El Gallo” (guitarra), Ismael Espinoza “Donis” (trompeta), José Madrid “El Cherokee” (saxofón), Raúl Fernández “La Boa” (bajo) y Alberto Reyes “El Tles cuatlos” (batería). La mayoría pertenecientes al Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec (CENHCH).

Los Gitanos se formaron principalmente de dos conjuntos juveniles que no prosperaron, por una parte Los Golden Stars fundado por los hermanos Espinoza, del cual se desprendió Álvarez; y Los Fantasmas del Rock donde participó González, quien espoleó a sus compañeros del CENHCH para formar Los Gypsies.

Al comienzo existieron muchas carencias de todo tipo, principalmente lo referente a instrumentos, por ejemplo, González empleaba una guitarra acústica para rocanrolear, por otra parte, Álvarez fabricó su primera guitarra eléctrica y usó la consola doméstica a manera de amplificador, lo mismo Reyes que practicaba sus ritmos con cucharas. Sin embargo, fue el padre de González quien los apoyó para adquirir sus primeros instrumentos. Reyes recuerda: “A él (Enrique González) le sacó su guitarra, a “La Boa” (Raúl Fernández) le sacó su bajo, a Ismael Espinoza una trompeta… Y así comenzamos a tocar canciones, ya que me ofreció una batería”.

Sus primeros temas fueron covers de conjuntos nacionales encumbrados como Los Rebeldes del Rock, Los Locos del Ritmo o Los Teen Tops. Comenzaron su trayectoria musical de la forma habitual para cualquier grupo incipiente, localizaban fiestas, eventos y reuniones en los que pudieran exhibirse sin paga alguna. Su primera presentación ocurrió durante un festival celebrado en el parque Paseo Bravo.

De izquierda a derecha: Juan Guerra, José Luis Ricart, Arturo Álvarez, José Madrid y Alberto Rey.

Gradualmente se hicieron de renombre, hasta que alternaron con bandas angelopolitanas consolidadas como los Demonios del Rock y Los Blue Jeans, con quienes se organizaban para realizar tocadas y eventos. También se presentaron en restaurantes como Tropicana, lo mismo que clubes exclusivos, por ejemplo, La Lave al interior del Hotel Gilfer, de igual manera, el balneario Agua Azul y en todas las fiestas escolares.

Así transcurrió algún tiempo y aproximadamente en 1964 Reyes había dejado la batería para desempeñarse como vocalista. Su lugar lo ocupó Miguel Ángel Rosado “El Yuca”, un músico más avezado y con aptitudes de liderazgo. Según Reyes, fue gracias a Rosado que tuvieron la oportunidad de audicionar y convenir un trato para grabar, pero al mismo tiempo esto causó su separación: “Nos consiguió un contrato en México, en la RCA Víctor y yo iba como cantante, no iba como baterista del grupo, y yo pensé ‘Nos van a tronar’. Pero no… para no hacerla larga nos dicen: ‘Sale, firmen el contrato’. Y firmamos Los Gypsies. Pero entonces surgió ahí la semilla de los compañeros, que sí que no y fue cuando nos dividimos… que cada quien haga su grupo. Entonces Arturo Álvarez quien era el guitarrista se salió, y yo y ‘El Cherokee’, casi medio grupo se salió y medio grupo se quedó, que es cuando surgen ahí Los Frailes”.

De esta forma Los Gypsies se dividieron, por una parte Rosado y sus partidarios se reorganizaron para formar un conjunto nuevo llamado Los Frailes, integrado por Espinoza, Fernández y González; también integraron al ex Demonio Rodolfo Apango y José Arabi (vocalista). Ellos retomaron el contrato con RCA Victor, que culminó hasta donde se conoce en la grabación de dos sencillos, un EP y su inclusión para algún LP acoplado de rock and roll. Por su parte, los gitanos continuaron siendo Reyes, Madrid y Álvarez; así como el ex Demonio Juan Guerra (vocalista y bajo) y José Luis Ricart “Ricachá” (teclado), a manera de reemplazo para sus anteriores compañeros. 

Sin embargo, Los Gypsies no menguaron. A mediados de aquella década la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma los contrató para una gira programada de nueve días en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, donde fueron bien recibidos al igual que promovidos por la familia Chapital, quienes tenían contactos con periódicos y radiodifusoras locales: “El señor Chapital era compadre del papá de ‘Ricachá’, eran poblanos pero se fueron a vivir a Tuxtla Gutiérrez Chiapas y ahí hicieron un negocio que por cierto se hicieron ricos… El señor Chapital lo hacía porque su hija era novia de ‘Ricachá’, inclusive nos dieron una casa, nos compraron camas, nos daban de comer, nos conseguían tocadas…”, comenta Reyes. Un contrato de nueve días que terminaron siendo dos años.

Su estancia en el estado del sureste fue un éxito. Recorrieron prácticamente todos los municipios chiapanecos y tocaron en ferias, cafés, al igual que los mejores restaurantes como el Flamingos. Sin embargo, debido a la lejanía familiar y muy probablemente al hastío, Los Gypsies decidieron volver a Puebla y disolver el grupo.

Algunos se incorporaron a la etapa final con Los Frailes, como fue para Reyes, Álvarez y Madrid; Guerra se integró o formó otros conjuntos destacados, por ejemplo, 2 + 2, posteriormente 2 + 2 de Colombia, Juan Guerra y su Rock Music. Y Ricart emprendió interesantes aventuras en la escena roquera tanto capitalina como poblana de los setenta con diversas agrupaciones: Bandido, Freeway, Tryciclo y El Trio que suma 7.

Para 1970 la primera generación de rocanroleros angelopolitanos se había extinto casi por completo (a saber, los Demonios del Rock, Los Blue Jeans y Los Teddy Gangs), dando paso a una nueva camada de músicos y grupos influenciados principalmente por la “Ola inglesa” y posteriormente el jipismo con su inherente psicodelia. Los Gypsies no sólo surcaron parte de aquel tránsito generacional rocanrolero, también fueron instrucción musical para posteriores exponentes importantes, y en suma, llevaron su trabajo fuera de la entidad poblana con mucho prestigio. Infortunadamente no existen grabaciones de su música, por lo que resulta necesario recurrir al memorial colectivo, que si bien es falible, aporta suficiente información para reconstruir a grandes rasgos parte de la historia del rock and roll angelopolitano. Una memoria que debería preservarse lo mejor posible.

© Copyright | Revista Sputnik de Arte y Cultura | México, 2022.
Sputnik Medios