Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

La hermosa Carole King

Pianista, cantante y compositora; Carole King logró abrirle las puertas a muchas mujeres en la industria de la música.

24 octubre 2015

/

Call me old fashioned... please! | Por Mónica Castro Lara |



Y bueno… en mi necedad por equilibrar más la balanza de mis artículos, y porque obviamente las artistas femeninas son igual de maravillosas y talentosas, en esta ocasión les hablaré sobre la encargada de crear uno de los álbumes más exitosos de todos los tiempos y el lugar número 36 de los mejores 500 según la revista Rolling Stone: Carole King.

Mi primer acercamiento con la música de Carole, fue gracias al concierto de VH1 Divas del año 1998, en donde ella apareció como artista invitada e interpretó al lado de Celine Dion, Gloria Estefan y Shania Twain su éxito “You’ve Got a Friend” y a una pequeña Mónica de nueve años le agradó bastante. Claro que ahí la obsesión de una servidora era “My heart will go on” de Celine, peeeero, afortunadamente los gustos musicales evolucionan y de muy buena manera.

Pianista, cantante y compositora, Carole merece todas y cada una de nuestras ovaciones, no sólo porque su música es excelente, sino porque en verdad logró abrirle las puertas a muchas mujeres en la industria de la música por ahí de los años 50, 60 y 70. Chequen estas fantásticas cifras: ha co-escrito unas 400 canciones que han sido interpretadas por mil artistas diferentes y "Tapestry" se mantuvo en las listas de popularidad durante sies años... ¡seis  años completos! A mí me cuesta trabajo escribir mis artículos porque según yo me distraigo fácilmente y carezco de inspiración por momentos y ella, con una mano en la cintura y otra en el piano, tranquilamente escribió ese montón de canciones. Es un don señoras y señores, sin duda alguna.
 
Los invito a que vayamos entrando un poco en su biografía y a que corran a escuchar alguna de sus canciones para irse ambientando. Mi hermana me hizo el enorme favor de poner "It's too late" (gracias Elito). Bueno, empecemos: mi amiga Carole nace en Nueva York un 9 de febrero de 1942 en el seno de una familia judía bajo el nombre de Carole Klein. A la corta edad de cuatro añitos, se acerca a un piano que pronto se vuelve su mejor amigo para toda la vida. Seis años después y con mucho ímpetu, Carole dominaba ya las teclas (sin albur, eh) y comenzaba a componer sus primeras canciones con tintes adolescentes, o sea muy tiernitas, quiero imaginarme. Ya después de un par de años, se junta con su amigo Paul Simon para grabar algunos demos por un par de dólares. O sea... Su amigo Paul Simon. Casi como Barbra y Neil Diamond, así... casual. Digo, yo quiero muuuucho a mis amigos, pero hasta ahora no he tenido la oportunidad de tener a un Paul Simon o Neil Diamond en mi vida, aunque ésta da muchas sorpresas, así que seguiré esperando.



Para estas alturas, la música era un camino inevitable para Carole y es aquí cuando cambia su apellido a King, que aunque no esté escrito en femenino, vaya que sí refleja lo reina que es. Acá vuelve a aparecer un poco la historia de las madres judías: King quiere por todos los medios tratar de vender sus canciones a las disqueras del momento y su mamá medio se lo prohíbe, argumentando que era muy chica y que ese mundo del espectáculo y la música, no le traería nada bueno. Como era de esperarse, a Carole le importa poco y se aventura a hacerlo y obtiene una respuesta más o menos positiva. Posteriormente, entra a la universidad y ahí conoce al hombre que sería su compañero de letras, el gran amor de su vida, el papá de sus hijas y el que la inspiraría a escribir sus mejores canciones: Gerry Goffin. Tras trabajar juntos en algunas canciones y notar la excelente química que tienen, se involucran sentimentalmente y, tras la noticia del embarazo de Carole a los 17 años, ambos abandonan Queen's College para conseguirse unos trabajillos por ahí y comenzar a formar una familia, pero nunca dejaron a un lado esas ganas de componer. Tras varias canciones que fueron un rotundo fracaso, escriben "Will You Love Me Tomorrow" y, así como siempre escribo, el resto es historia. Si ustedes me preguntan, me gusta muchísimo más la versión de esta canción interpretada por la misma Carole, que la de "The Shirelles"; la voz de King junto al piano, hace que la canción sea mucho más melancólica y que la letra sea más significativa, al tratarse sobre las inseguridades que muchos hemos sentido al lado de nuestras parejas, mas no una canción para ponernos a bailar una coreografía sesentera… come on people!

El chiste es que tras ver la enorme respuesta que les brindó la canción, Carole y su entonces marido abandonaron sus trabajos mediocres y se dedicaron a componer de tiempo completo. Comenzaron los éxitos y también los excesos para el dúo dinámico, sobre todo de parte de Gerry: una lista extensa de numerosas amantes junto a una fuerte adición a las drogas que le producía cambios de humor constantes. Bueno, en medio de ese torbellino de cambios, componen una icónica canción que muchas mujeres hemos cantado a todo pulmón con o sin dedicatoria: "Natural Woman (You Make Me Feel)". La primera artista que la interpretó fue la gritona por excelencia Aretha Franklin; sí, lo siento, es una gritona exagerada de lo peor y nuuuunca me ha gustado su estilo, nunca. Y la canción es otra que disfruto muchísimo más en las manos de su autora. Si no me creen, vean el video de uno de los conciertos de Carole (de hace unos cuántos añitos) en donde literalmente está ella al piano interpretándola con todo el sentimiento necesario para hacerla una maravillosa canción, sin gritos, ni trompetas, ni nada por el estilo. Otro punto a favor de mi amiga.

Tras componer para distintos artistas, el matrimonio entre King y Goffin se hace cada vez más distante y problemático. Corren los rumores que en alguna ocasión, la pobre Carole (por no decir, la pen..ja Carole) lo acompañó a comprar una casa para una de sus amantes. ¡El colmo de la dignidad humana! Era obvio que esa relación no acabaría nada bien y terminan divorciándose en el año 1968.

Después de ese episodio, se embarca a luchar contra sus propios miedos y tras recibir el apoyo de varios amigos y compañeros, comienza a componer canciones por su cuenta. Graba su primer disco como solista "Writer" que se termina siendo un fracaso, pero eso no la desanima. Después de mucha producción y ayuda de varios profesionales como James Taylor y Joni Mitchel, nace "Tapestry", la excelencia hecha álbum. Personalmente, es uno de los pocos discos que en verdad puedo escuchar de principio a fin, cantando o tarareando las 12 canciones que lo componen, sin adelantar tracks e incluso repitiéndolos sin temor a hartarme. Además, ¡la manera en la que empieza! El piano de “I feel the earth move” inmediatamente te pone de buen humor y te hace sentir enamorado aunque ni lo estés. Creo que eso es lo que tiene el álbum: dan ganas de dedicar las canciones a cualquier pelafustán que pasa en la calle o a ese o esa ex que nos hicieron el corazón chiquito o regresar con muchas ganas a casa o incluso a esos amigos mal agradecidos, pero nada de eso importa cuando escuchas canciones comoWhere you lead”, “Home again” o “So far away”.


Desafortunadamente, me atrevo a decir que ese es el trabajo más representativo de Carole King, a pesar de que ella siguió grabando muchos discos y escribiendo para diferentes artistas o soundtracks de películas, pero también me da gusto que a ella no le moleste ese hecho. ¿Cuántas bandas o artistas conocemos que les chocan las canciones que los hicieron famosos y rehúsan a cantarlas en sus presentaciones? Se me viene a la mente Extreme con “More than words”. Pero Carole no es así, sino todo lo contrario y francamente se lo aplaudo con hartas ganas. Sabe que ese disco le dio la fama y el éxito por los que tanto luchó, que influyó a cientos de artistas, que le permitió hacer lo que más amaba, le quitó su miedo escénico, reafirmo su talento vocal y como escritora y se ha ganado un montón de premios (hasta la fecha). Imagínense que hasta Broadway escribió un musical biográfico titulado “Beautiful: The Carole King Musical” interpretado por una talentosa Jessie Mueller que no sólo tiene la voz muy similar a la de King, sino que físicamente también son muy parecidas. El musical incluye sus mejores 28 canciones y se rumora que están pensando en hacerla película debido al éxito que han recibido, así que estoy abierta a recibir sus agradecimientos cuando eso pase.

“You’ve got to get up every morning with a smile on your face and show the world all the love in your heart. Then people gonna treat you better, you’re gonna find yes you will, that you’re beautiful… as you fell” es la estrofa con la que todos deberíamos de despertarnos cada mañana y les apuesto a que cambiarían nuestros días por completo. Dejemos que nuestra amiga Carole nos cante “Beautiful” día tras día y nos sintamos tan hermosos como ella lo es. 

TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios