Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Letrinas: SPC

Por Mariana Quezada | Entonces cariño mío ¿Qué eres? ¿Un sueño o una pesadilla? ¿Una realidad o una mentira?

28 octubre 2015

/
El reino de las bestias | Por Mariana Quezada | 


 
Apenas escucho el sonido chillante y siniestro de lo que parece una melodía que antes solía darme paz. He salido de mi cuerpo de grava y metal, los sonidos caóticos parecen abrumadores. No tengo ojos ni oídos, solo percibo ondas de luz y sonidos que no tienen ningún sentido, hasta que olvido el idioma que me contiene y así mismo a mi propia historia también. Sé que voy a dormir en el reino de la locura y el vacío cuando despierte esta noche del trance, el contexto del sonido altera su frecuencia.

La música se purifica resonando y amplificándose con compasión, se transforma en una voz que me canta afable al oído sobre la forma de una espiral mientras tomo nota de no olvidar cortar unas flores para regalarle al viento en octubre. Su voz se convierte de nuevo en ruido cuando me pierdo en mis pensamientos, en el ruido de un recuerdo dulce, en el recuerdo borroso de mi paso por el mundo de alguien más…

…en nada y luego se apaga.

Me alegra haber explorado el mundo con este aire gallardo tan ácido, me complace haber estado en lo alto y profundo de mis más grandes sueños y mis más terribles pesadillas sólo para darme cuenta que lo único que hacía la diferencia no eran ni el guion ni los colores, siempre había sido también el contexto, porque la náusea no es más que el repudio que se tiene sobre sí mismo; la locura, la cordura, los sueños las mentiras y sobre todo el amor, sólo son algunos conceptos subjetivos que ahora incendian con alevosía los bosques que formaban mis garras y erosionan la tierra de los ríos en mis venas por abundancia o por ausencia.

Cuando se me termine la piel y la sal de las lágrimas secas caiga de mis mejillas con el tiempo, la sensatez se evanecerá igual que tus ojos de anguila que sólo saben mirar cuando no hay luz, igual que la carne de tus manos entre las uñas de tus puños cerrados, igual que con todos esos besos desperdiciados tratando escapar de la fatal coincidencia de mi universo fantasma en el tuyo de azúcar y absenta. Me fumo otro cigarrillo, sé que eventualmente terminare dejándolo igual que a todo lo demás.

El infortunio que causan el amanecer y el anochecer entre la noche y el día no es más que un burdo ejemplo de que en este universo que me he inventado no existe la atemporalidad. Todo tiene su momento y su lugar, igual que tú el tuyo y yo el mío, en el mismo espacio y tiempo pero en diferente dimensión y por supuesto, bajo diferente contexto. Entonces cariño mío ¿Qué eres? ¿Un sueño o una pesadilla? ¿Una realidad o una mentira?


____________________________________________________________________________________
La Autora:
Bestia que camina por los escarpados senderos de la vida siempre en busca de nuevas metas. Reina de sus propias bestias y de las que se pongan en su camino también. Explosiva, impredecible, indomable. Bióloga en formación, vocal estudiantil de la Sociedad Mexicana de Zoología, anti taurina, siempre a favor de la vida, locutora de radio y conductora de televisión, cantante y escritora, ávida de destapar cada frasco de vida en el estante.
TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios