Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Seth MacFarlane: mucho más que un “family guy”

No quiero hablar mucho sobre el actor, director, productor, cómico, escritor, ilustrador y actor de doblaje; más bien quiero escribir sobre el cantante, el amante del jazz: Seth MacFarlane.

22 enero 2016

/

Call me old fashioned... please! | Por Mónica Castro Lara |



Probablemente en esta ocasión, el nombre de mi tan querida sección aquí en Sputnik, no vaya muy ad hoc con el artista del que voy a platicarles a continuación ya que es bastante joven, pero él es de esas viejas almas muy al estilo de la mía (o por lo menos de la que creo tener), así que no hay ningún problema de congruencia. En realidad no quisiera enfocarme demasiado a escribir sobre el actor, director, productor, cómico, escritor, ilustrador y actor de doblaje; más bien quiero escribir sobre el cantante, el amante del jazz y de las big band orchestra, el pianista, el fan número uno de Sinatra y Mancini y cuya película favorita es "The Sound of Music": Seth MacFarlane. Hablar acerca de Seth, es hablar sobre una de las mentes más brillantes y creativas en la industria del entretenimiento actual -no exagero- y honestamente no pude escoger a un mejor artista para iniciar el año. Si nunca habían escuchado sobre él o simplemente no lo ubican, mi pequeño enojo se ve eclipsado por mis enormes ganas de "presentárselos", así que pongan mucha, mucha atención.

"Algún día, voy a casarme con él", le dije a mi hermana hace un par de días mientras repasaba su biografía. Y no es broma; con toda sinceridad les puedo decir que estoy terriblemente enamorada de este hombre y que es una de mis personas favoritas en todo el mundo aunque no tenga el enorme placer de conocerlo personalmente y tal vez nunca suceda. Haciendo un cálculo aproximado, mi fanatismo por Seth MacFarlane y por su trabajo tiene ya más o menos unos diez años y les aseguro que durará toda mi vida. Gracias a las revueltas que causó la nueva película de Star Wars, decidimos mi cuñado y yo ver por cuarta/quinta ocasión los 3 capítulos de “Family Guy” (serie animada creada por MacFarlane) dedicados a esta franquicia cinematográfica y que en verdad son una obra maestra, no sólo porque están perfectamente ejecutados en términos visuales y sonoros, o porque el mismísimo George Lucas les haya cedido todos los permisos al ser un fan de la serie, sino porque literalmente no paras de reírte con todas y cada una de las estupideces que suceden durante el transcurso de 40 y pico minutos. Las referencias que hacen de la cultura pop, ¡son exquisitas! Confirmamos una vez más, la genialidad de Seth y de su equipo de trabajo. Si hay alguien en el mundo que entienda, admire y disfrute del humor negro, ácido, o.g.t, cruel y directo de MacFarlane, esa soy yo.

Como ya es mi estilo personal y para sentirme realmente inspirada, estoy escuchando el primer álbum de Seth llamado “Music is better than words” (excelente título, ¿no creen?), específicamente la canción “Nine O’clock” del musical “Take me along” de 1959. Ok, aquí es donde comienzo a reafirmar mi amor sincero por Seth y por las muchas cosas que tenemos en común: ¡ama los musicales! Por Dios, ¿a qué hombre le gustan los musicales? No que no los haya, pero simplemente es difícil encontrar uno. Bueno, pasando a otro tema, la historia de Seth Woodbury MacFarlane comienza hace unos cuarenta y dos años en Kent, Connecticut. Sus papás se conocieron en el bar donde su mamá trabajaba de mesera; su papá tocaba en una pequeña banda de música folk y se presentaban de vez en cuando en el bar. En una entrevista, Seth platicó que su mamá se comportó media groupie/stalker e investigó bien a su papá porque le gustó bastante; lo rastreó, se conocieron, salieron un par de veces, se casaron y ¡bum! unos cuatro años después nacieron Seth y su hermana Rachael. Más o menos las inquietudes artísticas de MacFarlane comenzaron a la tierna edad de dos años cuando, influenciado por las caricaturas exitosas de la época, constantemente dibujaba a personajes como Pedro Picapiedra y el Pájaro Loco. Tres años más tarde, empieza a dibujar sus propios “flip books” y, a la edad de vueve, consigue su primer trabajo por cinco dólares a la semana: la publicación de su propia tira cómica titulada “Walter Crouton” en el periódico local de Kent. Además de todo ello, Seth junto con su hermana, participaban en obras de teatro musical.



Aquí entre nos, una de las cosas que más me gusta de la historia de Seth, es que sus papás lo apoyaron al 100% en todo momento: le conseguían libros sobre animación, historietas, le compraron una cámara de 8mm cuando salió de la prepa para que “experimentara” un poco, sin dudarlo lo inscribieron a la Rhode Island School of Design y cuando les dijo que su tirada era trabajar en Disney, no se rieron de él, sino todo lo contrario. Obviamente también en la parte musical, sus papás fueron una fuerte inspiración para él; los discos que tocaban, la música que interpretaban, las clases de piano a las que probablemente lo inscribieron, etc. (o a lo mejor Seth es taaaan awesome, que aprendió solito). Hasta la primera vez que Seth probó la marihuana, fue en casa de sus papás, con sus papás y en pleno Thanksgiving. Sus papás me recuerdan mucho a los míos, en la parte del apoyo incondicional y la influencia musical, mas no en el de las drogas por supuesto.

La tesis de licenciatura de Seth, fue una animación llamada “The Life of Larry”, que sirvió de inspiración para luego crear la exitosísima “Family Guy” y que la FOX pudiera proponerle el piloto de la serie. Aunque antes de que eso sucediera, trabajó en los estudios Hanna-Barbera específicamente en caricaturas como “El laboratorio de Dexter”, “Vaca y Pollo”, “Yo la comadreja” y “Johnny Bravo”. Si tienen más o menos mi edad, seguramente las conocen perfectamente y las vieron recurrentemente durante su infancia. Después de estar un tiempo en ese estudio, se le presenta la oportunidad de hacer su propia serie animada y, como ya mencioné, FOX le da una oportunidad y un presupuesto de 50 mil dólares para producirla, cuando un piloto en animación cuesta alrededor de 1 millón de dólares, pero bueno. No hubo mejor sensación que darles una cachetada con guante blanco al hacerlo posible después de seis meses de arduo trabajo y que la compañía se animara a comprarla y producir muchos y muchos capítulos más, a pesar de sufrir varias cancelaciones. Seth se convirtió a la edad de 24 años, en el productor más joven en la televisión... joven y guapo jajaja ¡perdón! es que simplemente vean esa sonrisa, esa sonrisa es especial carajamadre.

Sé que les dije que no quería enfocarme demasiado en la vida de productor, ilustrador, actor director, cómico etc. de Seth (¡ja! vuelvo a enlistarlo todo para que les quede bien clarito lo polifacético de este hombre), pero es difícil no hacerlo cuando sus primeros y más grandes éxitos, han sido gracias a sus series y películas. Rápidamente les digo que, "Ted" y "A million ways to die in the west", son de esas películas que puedo ver mil veces y reírme otras mil de exactamente las mismas escenas y diálogos. Lo mismo pasa con “Family Guy”, “The Cleveland Show” y “American Dad”. Todas sus series y películas tienen ese humor tan característico de Seth que le ha valido a él y a su equipó un sinfín de demandas y reclamos por parte de varios grupos y organizaciones, pero que también les han otorgado muchos premios y reconocimientos. Así de polarizado es su trabajo: o lo amas, o lo odias. Yo lo amo, oooobviamente. Y por último no podía dejar de mencionar lo siguiente: Seth es tan fanático de Carl Sagan y toma a la ciencia tan en serio, que decidió co-producir un remake de la serie “Cosmos: a personal voyage” y lanzar una temporada con 13 episodios junto al astrofísico Neil deGrasse Tyson. Sigues acumulando puntos en mi corazón Seth…

No me había dado cuenta, pero casi de manera obsesiva, he estado escuchando durante los últimos 20 minutos la canción “Two sleepy people” que canta Seth junto a otra de mis consentidas: la maravillosa Norah Jones. Escrita en 1938 por Hoagy Carmichael y Frank Loesser, esta hermosísima canción ha tenido covers por un montón de fabulosos artistas, tales como Bing Crosby, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Bob Hope, Carly Simon, etc. etc. etc. el caso es que, sin dudarlo, la mejor versión es la de MacFarlane con Jones. En serio. La calidez de sus voces, superan a la bellísima música que las acompaña. Además la dicción de ambos es espectacular, ni siquiera es necesario correr a buscar la letra en internet, así que escúchenla y enamórense de ella. Creo que está desbancando seriamente a "Because of you" de Tony Bennett en mi lista de canciones de ensueño... aún no me he puesto a pensar si eso es bueno o no...

MacFarlane tiene una voz asombrosa y prodigiosa, que le ha dado la oportunidad de doblar a más de 20 de sus personajes y que por supuesto, le da la capacidad de ser un excelente cantante. Como ya les dije, su dicción es prácticamente perfecta, lo que le ayuda a modular bastante bien; la voz es romántica, suave y bastante interesante. Ha trabajado con exitosos coaches vocales que a su vez han trabajado con artistas de la talla de Barbra Streisand, o sea que no les miento cuando digo que su calidad vocal es muy buena. En total tiene tres álbumes como solista:

1) “Music is better than words”, que fue lanzado en 2011. Tuvo un éxito moderado y recibió críticas bastante duras a mi parecer. Le aplauden la selección de canciones, que si bien sí forman parte del repertorio del Great American Songbook de los años 40s, 50s y 60s, y de musicales y películas de las mismas épocas, son canciones "poco conocidas" o tradicionales y que por lo tanto, le permiten a MacFarlane y a su productor Joel McNeely, explorar con nuevos arreglos encantadores. Algunas de esas canciones son "Anytime, anywhere", “The Night they invented Champagne”, “You and I”, “Laura”, "It's Anybody’s Spring”, “You’re the cream in my coffee”, “Something good” entre otras. Toda la lista de canciones en este álbum, fue escogida personalmente por Seth, así que los aplausos son dobles. Ahora lo que le critican entre otras cosas, es que no tuvo una propuesta diferente y por lo tanto nada nuevo que ofrecer más allá del hecho de querer preservar ese estilo de música y finalmente, el querer “imitar” a Sinatra así como cualquier otro cantante, de cualquier bar en cualquier hotel del mundo. Para empezar y finalizar, sus voces son claramente distintas. Punto. Ni siquiera hay comparación. Que uno de sus artistas favoritos sea Sinatra y que le haya querido hacer una especie de homenaje, es totalmente distinto. Cuando se le preguntó a Seth qué tipo de álbum quería grabar, de inmediato contestó: "uno al estilo Sinatra" y su sueño se le hizo realidad, BIG DEAL. ¿Quién no quisiera hacer lo mismo? Él pudo y el resultado en mi opinión, fue excelente. Para que le tengan más envidia, grabó en el mismo estudio (Capital Records) que la voz (Sinatra) e incluso utilizó el mismo micrófono que él. Sí, ese micrófono que fue su fiel aliado durante tanto tiempo y que le permitía a Frank lograr los efectos sonoros que tanto buscaba. Eres una leyenda Seth, así que olvídate de las críticas como siempre lo has hecho. ¡Ah! ¿Recuerdan en mi artículo anterior, cuando les dije que Sinatra hacía buen uso del departamento de arte para las portadas de sus discos? Pues, busquen la portada del disco de Seth…



2) “Holiday for Swing”, lanzado en septiembre de 2014 y disponible en CD, en vinil y en descargas digitales. Rara vez un álbum de navidad fracasa y este obviamente no lo hizo. El repertorio de canciones también es muy bueno y ligeramente variado de las canciones tradicionales navideñas. Nuevamente canta junto a Norah Jones y Sara Bareilles, y su productor sigue siendo Joel McNeely. Dicho compositor, es el encargado de crear partituras para películas y series de televisión, entre ellas las de MacFarlane, ya que son las únicas series animadas que cuentan con sus propias orquestas en vivo. ¿Ven? Seth es ambicioso y busca en todo momento la calidad en sus trabajos. ¿Mis canciones favoritas de este álbum? “What are you doing New Year’s Eve?”, “Let it snow”, “The Christmas Song”, “I’ll be home for Christmas” y “Baby it’s cold outside”, aunque mi versión favorita sigue siendo con Idina Menzel y Michael Bublé. Como dato adicional, la portada del álbum es de mis favoritas.

3) “No One Ever Tells You”, el más reciente de sus álbumes, lanzado el pasado octubre. Justo en estos momentos, me encuentro escuchando “It’s all right with me”, la canción no.5 de este disco y que es autoría de Cole Porter. Seth… ¿qué demonios intentas hacer? ¿Matarme de melancolía o algo así? Porter es el romántico por excelencia, pero la voz de MacFarlane en esta canción en particular, es básicamente sublime. Creerán que exagero con mis calificativos, pero les juro que no. Cabe mencionar que este álbum se grabó con una orquesta de 65 músicos que fueron seleccionados uno por uno. En una entrevista que dio a Stephen Colbert acerca de este álbum, Seth dijo que nuevamente quiso hacer una especie de homenaje a esas grabaciones de los años 50, sólo que con canciones un poco más obscuras que hablan acerca de la soledad, traiciones y cosas ligeramente más “lúgubres” y, sobre todo, canciones que no han sido regrabadas miles y miles de veces. “In the cover you seem like a cool guy” le dice Stephen, haciendo referencia al diseño de la portada del álbum, en donde también homenajea a Sinatra inspirándose en el álbum “In the wee small hours”. Él ama a Sinatra, yo amo a Sinatra… no sé exactamente por qué no estamos juntos, pero bueno. El punto es que tienen la obligación de escuchar este disco y disfrutar de canciones como “These foolish things”, “The one I love (belongs to somebody else”, “Only the lonely”, “Loss of love” y “I’ll only miss her when I think of her”. Ya le valió unas nominaciones al Grammy y espero con todo mi corazón que gane.





Francamente, podría escribir otras cinco hojas acerca de lo mucho que admiro a Seth y de lo mucho que disfruto su faceta como cantante/músico, porque si bien son muchos los artistas que tienen la posibilidad de grabar álbumes e irse de gira cuando sus carreras iniciales eran el cine, el teatro o la televisión, pocos son los que han logrado hacerlo con la enorme calidad y sentimiento con la que MacFarlane lo ha hecho. Es un claro amante de la música y tiene el talento de sobra para grabar las canciones que él quiera, cuando él quiera y con los arreglos que él quiera. ¿Algo que anotar en mi bucket list? Ir a un concierto de Seth MacFarlane. Espero que por lo menos a alguien, le haya entrado la curiosidad de ir a escuchar alguna de sus interpretaciones; no se van a arrepentir, se los aseguro. Iba a titular este artículo “Cásate conmigo Seth MacFarlane” pero ¿qué tal que un día lo lee y cree que sólo soy una fan desesperada? Así que mejor lo cambié, pero si pueden, ayúdenme a poner un par de veladoras para convertirme algún día en la Señora MacFarlane ¡plis!


_________________________________________________________________________________________________________________
La Autora: Publirrelacionista de risa escandalosa. Descubrió el mundo del Social Media Management por cuenta propia. Gusta de pintar mandalas y leer. Ácida y medio lépera. Obsesionada con la era del jazz. Llámenme anticuada… ¡por favor!
 
TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios