Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Blade Runner y sus orígenes literarios

Los libros que dieron origen al universo de Blade Runner.

06 octubre 2017

/

Cinema Coyote | Por Alejandro Carrillo | 

TW @alexiliado


Por fin llega a nuestras salas de cine la esperada secuela del clásico de ciencia ficción: Blade Runner. Pero antes de acomodarnos en nuestros asientos, conviene dar una vuelta por las obras literarias que dieron origen al universo que Ridley Scott llevó a la pantalla grande en 1982 y que, dicho sea de paso, fue un fracaso rotundo ante la crítica y la taquilla.

“Es un desastre, por lo menos en lo que se refiere a su narrativa”, que “casi nada se explica de manera coherente, y la trama tiene grandes lapsos”, que “la historia se arrastra torpemente”, que Rick Deckard es “tedioso y más que eso” y que “el final de la película es horrible y sentimental”.                                                               The New York Times

Sin embargo, el tiempo ha hecho justicia, y la cinta es considerada hoy en día material de culto y referente inmediato del ciberpunk, influyendo notoriamente en el mundo de la ciencia ficción hollywoodense.

Prueba de su vigencia en la industria es que 35 años después se estrena la continuación de la historia del caza-replicantes Rick Deckard, protagonizado nuevamente por el eterno Harrison Ford, pero ahora acompañado de figuras como Ryan Gosling, Robin Wright, Ana de Armas y Jared Leto; todos dirigidos por Denis Villeneuve (Sicario, Prisioneros, La llegada).





¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Philip K. Dick murió semanas antes del estreno del Blade Runner en 1982, sin embargo esto no le impidió ver la película gracias a un pase especial de los productores para conocer la opinión del escritor sobre el filme que literalmente -salvo algunas modificaciones en el guion- se nutre de la obra de Dick publicada en el lejano 1968: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?



La historia se basa en un mundo distópico y abandonado, producto de una guerra nuclear que acabó con casi toda forma de vida y en donde androides y humanos se debaten en una sociedad decadente cuya tecnología es lo único que trasciende por encima de las cuestiones éticas y de supervivencia.

Tristemente Philip K. Dick jamás se enteraría de la gran repercusión que tendría su obra en la industria del cine, pero nos queda el consuelo de conocer su apreciación sobre la película en una carta dirigida al productor Jeff Walker en 1981: 



Estimado Jeff,

He visto por casualidad en el programa de Canal 7 “Hooray For Hollywood” de esta noche el fragmento sobre ‘Blade Runner’. (Bueno, para ser honestos, no fue así); alguien me contó que ‘Blade Runner’ iba a ser parte del programa para que me asegurara de verlo. Jeff, después de ver, y sobre todo, después de escuchar a Harrison Ford hablar del film, he llegado a la conclusión de que, desde luego, no se trata de ciencia ficción; tampoco es fantasía; es exactamente lo que dijo Harrison: futurismo. El impacto de ‘Blade Runner’ va a ser abrumador, tanto en el público como en la gente creativa, y además, en la ciencia ficción como campo. Llevo escribiendo y vendiendo obras de ciencia ficción desde hace 30 años, y este es por tanto un tema de cierta importancia para mí. Con toda franqueza debo decir que nuestro campo se ha ido lenta y gradualmente deteriorando durante los últimos años. No hemos hecho nada, individual o colectivamente, que pueda igualar a ‘Blade Runner’. Esto no es escapismo; es súper realismo, por lo crudo, detallado, auténtico y convincente que es, tras el fragmento que ví ahora encuentro que mi realidad palidece en comparación. A lo que me refiero es a que todos vosotros podéis haber creado, de forma colectiva, una nueva forma de expresión gráfica y artística, nunca vista hasta ahora. Y creo que ‘Blade Runner’ va a revolucionar nuestro concepto de lo que es la ciencia ficción, y aún más, de lo que puede ser.


Permíteme resumirlo de esta manera. La ciencia ficción, lenta e ineludiblemente, se ha asentado hacia una muerte monótona: se ha vuelto endogámica y rancia. De repente, habéis llegado vosotros, algunos de los mayores talentos que existen en la actualidad, y nos habéis dado una nueva vida, un nuevo comienzo. En cuando a mi propio papel en el proyecto ‘Blade Runner’, sólo puedo decir que no sabía que mi obra, o algunas ideas mías, podrían extenderse hasta tales dimensiones tan impresionantes. Mi vida y mi trabajo creativo se justifican completamente por ‘Blade Runner’. Gracias… va a ser un éxito comercial. Será una película invencible.

Cordialmente, Philip K. Dick




Blade Runner: una película basada en The Bladerunner (!)

A modo de planteamiento o tratado cinematográfico, nuestro yonqui favorito William S. Burroughs publicó en 1979 "Blade Runner: una película" con la finalidad de darnos entender cómo sería la adaptación de la novela "The Bladerunner" de Alan E. Nourse, que aunque aborda un temática símil, nada tiene que ver con el argumento del filme.



Mientras que la película gira en torno a una crisis de androides, la novela se centra en una crisis sanitaria con un antihéroe envuelto entre la violencia, la corrupción, y el tráfico de drogas y fármacos. -¿Les suena familiar?-. Eso sí, ambas obras convergen en un mundo colapsado y apocalíptico.

La cuestión es que Ridley Scott buscaba un nombre comercial para la película, "algo que te mantenga al filo de la navaja". Por mera casualidad Hampton Fancher, autor del guion, dio con el texto de Burroughs y a Scott le gustó la idea de "Blade Runner", quien finalmente obtuvo los derechos sobre el nombre aunque no sobre la novela.

En la película de 1982 podemos encontrar los agradecimientos a William S. Burroughs, pero no sucede así con Alan E. Nourse. Nadie sabe para quién trabaja.







TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios