SEMANAL

latest

«Nada que ver», minificciones que inspiran el gusto por escribir

Para el ilustrador y narrador Patricio Betteo su obra es indefinible; no sabe si es un compendio de poesía, chistes, historietas o juegos verbales.

26 octubre 2021

/

Por Jaime López 


Al contrario de lo que muchos creen, el empezar a escribir no forzosamente implica la elaboración de decenas de hojas o de textos inmensos, pues puede lograrse a través de historias concisas, conformadas no sólo de palabras sino también de otro tipo de lenguajes. 

Muestra de eso último son las minificciones de Patricio Betteo que integran el libro titulado "Nada que ver", publicado por Editorial Océano

En entrevista, el ilustrador y narrador mexicano, egresado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que las minificciones no solamente pueden incentivar el gusto por la lectura, sino también por la escritura. 

"No sólo que lean, sino que también hagan sus propias historias, no voy a decir que es más fácil, puede ser tan difícil hacer una cosa muy breve y que funcione, que una cosa larga", declaró.
Abundó que su más reciente libro es una demostración de que se pueden contener universos completos dentro de una sola página, o dos, en el caso de sus historias más largas. 

Cuestionado sobre la manera en que definiría "Nada que ver", respondió que es un enigma, pues apuntó que no sabría decir si es un libro de poesía, chistes, historietas o juegos verbales. 

"Creo que dependerá de cada quien ponerle una definición a este libro y no lo digo como mecanismo de venta, lo digo genuinamente", acotó entre risas.
Reconoció que el título de su texto tiene un doble sentido, pues ninguna de las minificciones está relacionada entre sí, pero tampoco todas las historietas están dibujadas, sino que algunas están escritas. 

Acerca del génesis de su humor con el que dota la mayoría de sus creaciones, explicó que es una mezcla de chistes oscuros, simplones y hasta terroríficos, pues retratan los monstruos que acechan no solamente a los niños, sino también a los adultos. 

Expresó que "Nada que ver" es una muestra de la manera cómo ve la vida, la cual es algo tragicómica, agregando que además tiene algunas influencias de lo que leyó de joven, por ejemplo, las historietas de Quino o de Astérix. 

Por último, sostuvo que su texto está dirigido principalmente a un público joven, aunque reconoció su interés de que también lo puedan leer los niños. 

"Si este libro cae en manos de un niño, y si yo fuera ese niño, estaría muy feliz, porque sé que no es un libro dirigido a mí, pero que me va a disparar muchas dudas y curiosidades", indicó.
"Nada que ver" es referido por algunos autores como un compendio de microcuentos poéticos o textos que hacen soñar, en tanto, hay quienes señalan que lleva al espectador de la risa a la melancolía. 

A decir del autor, el texto está disponible de manera digital en diferente librerías del país.

TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios