Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Letrinas: Esos labios

Por Tuto Flórez | Sólo una mujer autentica, una afrodita sincera, una fémina con un corazón incendiario y pasional, y sin deseos ocultos te permitirá tocar sus labios.

26 marzo 2015

/
 Pirotecnia Verbal | Por Tuto Flórez |
 
Esos labios
(Reflexión orgánica)



Sólo una mujer autentica, una afrodita sincera, una fémina con un corazón incendiario y pasional, y sin deseos ocultos te permitirá tocar sus labios; porque sabe que encontrarás su verdad... la mujer es básicamente sus labios.



Por ello expongo ante ustedes esta parte delicada y sensitiva, no expongo mi vista particular como hombre sobre esta zona del cuerpo femenino, no expongo sólo un conjunto de órganos, dejo ante ustedes lectores de Sputnik, los labios de ella, la elección no es arbitraria a propósito de la corporalidad, la decisión se debe a la capacidad de permear de indagar en las profundidades de un ser humano a través de esta hermosa pieza, a la que hemos convenido en llamar labios; objeto de pasión y deseo para algunos, puerta de entrada al alma y el fuego que anide en la mujer para otros. Qué es lo que sientes cuando besas a una mujer, qué sensación se produce cuando como hombres nos dejamos caer sobre la mujer a través de sus labios; preguntan los chamanes del amor y la respuesta por simple que parezca no deja de ser auténtica y muy sincera, siento todo el universo a mis pies, siento al mundo pero al hacerlo y ver esos labios, entra en contacto con estos, se descubre una ventana más que junto a los ojos, nos conduce hacia el alma. 


En mi caso, al inicio me cautivo el color, cada tono, cada línea, el contorno y la forma, que siempre es diferente nueva y apetitosa en cada mujer; en su conjunto quede embelesado por los colores naturales de los labios femeninos, unos rosa, otros rojos, unos morenos y otros un tanto más oscuros, alguno amoratados, otros simplemente coloreados, fue entonces cuando posé mi vista sobre aquella extraña que a la distancia e inmóvil solo permitía entrever sus labios, esos labios; al percatarme de ellos y su unicidad, precisé entonces explorar el alcance, el sentido, el color, el sabor y la calidez de aquel ser de mujer, a través del simple contacto con esos labios. 


Me dirigí hacia ella y la besé; se hizo evidente una simple y hermosa verdad, es la honestidad y la simplicidad la que a través de los labios se refleja, por ello mi elección convergió en esta zona corporal en particular, de que otra forma podría ser, la claridad en esos labios, su carnosidad, forma y gusto me dejaron embelesado. De hecho creo que puse cara de pasmado. Ella aceptó de buen agrado el gesto y sin mediar palabra, nos vinculamos solo a través de ese extenso y sustancial beso; entendí entonces, que se trata de descubrir o redescubrir un nuevo lenguaje no articulado pero susceptible de interpretación, que a través del intercambio de lenguas que luchan entre si arremolinadas, de una respiración entrecortada, por la agitación de los sexos y de una fuerte conexión que se da mientras dura el beso, nos acercamos más como seres humanos, como una especie de proyecto de desciframiento de lo que somos y sentimos a través de nuestros besos, gracias a este acto simple y autentico, tomamos conciencia del otro, de sí mismos y del mundo entero, de nuestra conexión con todo y con todos, de nuestro sentir más profundo y de una gloria olvidada a la que llamamos deseo… esos labios. 


________________________________
El autor: Tuto Flórez, nacido en el departamento de Santander, en la caótica y convulsionada, pero hermosa tierra del suramericano país llamado Colombia. Melómano consumado, amante del rock, de la música hecha con sentido, sobre todo de los años noventa y la cultura underground. Cinéfilo por convicción. Crecí entre los textos, de Henry Miller, Charles Bukowski, Allan Stewart Königsberg más conocido como Woody Allen, H. P: Lovecraft y Allen Ginsberg. @tuto201333

TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios