Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Electropop puro y duro: Bravo Fisher!

Tras Bravo Fisher! se esconde Guillermo Galguera. En apenas tres años y dos álbumes, consiguió meterse en el bolsillo a un buen puñado de seguidores.

21 enero 2016

/

Lost Sounds from Europe | Por José Alberto García |





¿Quién es?
Tras Bravo Fisher! se esconde Guillermo Galguera, vallisoletano afincado en Madrid. En apenas tres años y dos álbumes, consiguió meterse en el bolsillo a un buen puñado de seguidores y críticos que le tenemos en nuestro top de artistas nacionales. En los próximos meses lanza su tercer álbum.

¿Estilo?
Pop electrónico puro y duro. En su primer álbum –en inglés- mucho más vitalista, en el segundo –en español- más intenso y atemporal. En cuanto a lo vocal, tonos muy agudos. Aún recuerdo la primera vez que puse a mi novio una de sus canciones y me dijo: ¿es una chica? Si le oyes sin verle, en algún momento puede dar la impresión, pero no es para tanto. Sólo una anécdota graciosa.

Creo que no es la primera vez que hablo de la dicción de los cantantes. A ver, es muy complicado que se te entienda todo en las canciones, pero llevo años escuchando ‘39’ y soy incapaz de entender el estribillo entero.

¿Álbumes?

-We were Overnighters (2012): un derroche de entusiasmo, alegría, color y ganas de comerse el mundo. Es lo que nos transmite con sus pegadizos temas electrónicos muy poperos. Para mí, la joya de la corona es ‘Go back to Spain’. Es escucharlo y ponerme de buen humor. Además el videoclip es otra joyita (os lo pongo por aquí abajo) y sale guapísimo. Me gustaba mucho más aquella estética, pero oye, para gustos, colores, y que el chico vaya como quiera.



También aquí encontramos su versión del ‘Video Games’ de Lana del Rey. Un auténtico bombazo de cover. Los sonidos techo y coloridos contrastan a la perfección con la melancólica letra. Una conjunción (la de letra triste-música alegre) que me encanta. Muy Fangoria.



-El Valle Invisible (Subterfuge Records, 2013): sin perder sus poderes techno, cambia algo el sonido con respecto a su anterior trabajo, metiendo sonidos más atemporales. Es un álbum más melancólico y profundo. Y ahora su estética está muy indie, bigotillo incluido. De este disco, me quedo con mi ‘Miradas’ y con ‘Por lo más oscuro, amanece’ y su -“No mires atrás, que sólo hay fantasmas / si los despiertas, te harán recordar”-.

-Solos (2016): para este año está previsto que vea la luz un nuevo álbum que, según él mismo, está influenciado por su última relación de pareja y su reciente ruptura. Versará sobre el estar solos.

¿Cómo le descubrí?
Escuchando uno de los podcast que hacía Nacho Canut (Alaska y Dinarama, Fangoria) para una radio. Recuerdo que Canut destacaba el hecho de que para tratarse de un chico joven, hacía una música como muy atemporal, como si fuese alguien mucho más mayor. Y desde entonces (2013, creo) le llevo siguiendo la pista a Bravo Fisher. Desde el primer tema suyo que escuché, me enganchó. Porque es el típico artista que tiene una onda concreta que va perfectamente con lo que sueles oír, y aunque haga cosas diferentes todo tiene un mismo “áurea”. Supongo que me entendéis y se os está viniendo a la cabeza artistas con los que os pasa esto. Por cierto, creo que en el mismo podcast es donde descubrí a Algora, del que os hablé en uno de mis artículos. Ya veis, Nacho Canut es una fuente inagotable de buenas recomendaciones.


Espero que con esta breve radiografía del artista te animes a seguirle los pasos, puedes mirar (y sobre todo escuchar) los videos que te adjunto a lo largo del artículo. Y, de paso, echar un ojo a las redes sociales de Bravo Fisher. Especialmente te recomiendo su Instagram, donde lo mismo te encuentras fotos de gatos, que de sesiones de grabación, que de apoyo a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Encima el chico tiene buen gusto político.



Sus redes sociales oficiales son:
TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios