Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Jessica Jones o el retrato de una mujer violada

Jessica Jones y su casi hermana Trish Walker son las que nos cuentan la historia en esta serie original de Netflix, ambas tienen algo en común.

18 enero 2016

/


Reseñas de Marte | Por David Hernández |




@todometortura

Una violación en el cine o en las series de televisión no necesariamente tiene que ser como la entregada por Mónica Bellucci en Irreversible, no necesitamos esos grados de violencia explicita para sentir lo atroz de un acto como ese y entender sus consecuencias en la psique de los involucrados.

Es difícil imaginar una serie de acción vista desde un punto de vista femenino, siempre que pensamos en acción nos imaginamos a hombres esquivando balas, manejando coches a gran velocidad o luciendo sus mejores técnicas de artes marciales, colocar a una mujer en el lugar del protagonista, no sería hacer una versión femenina, para lograrlo se necesita crear un personaje con las características de la mujer contemporánea: una mujer independiente, exitosa, trabadora, que goza su sexualidad sin estar precisamente enamorada, etcétera .

Jessica Jones y su casi hermana Trish Walker son las que nos cuentan la historia en esta serie original de Netflix, ambas tienen algo en común, son mujeres que en algún momento de su vida fueron obligadas a hacer algo en contra de su voluntad. En la infancia ambas tuvieron que librarse del yugo de una madre que las explotaba y más tarde tuvieron que hacer frente al temible Killgrave, estas características nos entregan mujeres acostumbradas a luchar para conseguir su libertad y definir su individualidad, lejos del influjo de algún tercero.

En alguna parte de la obra, Jessica define a la violación como “algo que haces en contra de tu voluntad” y sin duda es el punto en el que le encuentro la mayor relevancia para con nuestra realidad. Desde que las mujeres han adquirido consciencia de la necesidad de equidad frente a los hombres, también se han dado cuenta de que las raíces de la desigualdad son profundas y a veces invisibles. Una de ellas radica en entender a la violación como un acto meramente sexual o de violencia explicita, la realidad es que solo se necesita obligar a cualquier persona a hacer algo que no quiere para violar su individualidad, en ese sentido estamos muy lejos de tener una sociedad libre de estas acciones. No sé si Jessica Jones pueda generar un cambio en la sociedad, pero que series como esta tengan ese concepto como motor, se me hace realmente  notable.

La protagonista y su hermana, viven con miedo a encontrarse de frente a su violador, su vida gira en torno a la creación de estrategias y formas que les permita quedar fuera de los alcances de Killgrave. Trish se entrena físicamente para combatir a cualquier sujeto que intente hacerle daño, mientras Jessica evita a toda costa enfrentarse a el.

Jessica es un personaje fascinante por muchas razones, es una mujer autónoma en todos los sentidos, desde temprana edad ha tenido que formarse fuera de las opiniones de su familia, ese segundo corte del cordón umbilical que determina definitivamente al ser individual que vive en ella, esa orfandad en la que es obligada por la vida la determina en muchos sentidos, se vuelve una mujer acostumbrada a luchar día a día para sobrevivir en ciudad tan complicada como Nueva York, y en un barrio tal peligroso como Hell´s Kitchen.




Nuestra protagonista también es una mujer atormentada por su pasado, ha tenido etapas muy difíciles en su vida, desde la perdida de sus padres, la adopción por parte de una mujer explotadora, hasta su encuentro con Killgrave, lo único bueno que parece haberle pasado es la adquisición de sus poderes, que a su vez son su principal arma para defenderse en su cotidianidad. La etapa más oscura de nuestra protagonista no es su dura infancia, si no, su encuentro con Killgrave, es decir la etapa en la que fue desprendida de su individualidad al ser obligada a hacer lo que no quería, la etapa en la que fue violada.

Killgrave es un villano fascinante por donde se le vea, bien logrado por David Tennant, quien no hace una actuación espectacular, pero si le alcanza para provocar ese miedo propio de su personaje y sus superpoderes. El poder de Killgrave por si mismo es una cosa terrible, tiene la capacidad de que cualquier persona que lo escuche obedezca sus ordenes sin reparar en consecuencias, al escucharlo las personas afectadas pierden el control por completo de su voluntad, son trasformadas en marionetas al servicio de este villano.

Jeryn Hogarth, una abogada para la que trabaja Jessica, es un personaje muy importante no solo cuenta con la experiencia y el poder judicial para meter a Killergrave tras las rejas, si no también agrega mucha tensión a las situaciones claves de la serie, dada su postura moral desde la cual toma decisiones, es un personaje impredecible, egoísta hasta cierto punto, aunque esto ultimo puede ser debatido.

El tono visual de esta serie no es muy distinto al de su hermana gemela Daredevil, el tono tal vez pertenece a Hell´s Kitchen, un lugar sombrío que nos recuerda al cine negro, en cualquiera de sus versiones temporales, no solo por la fotografía y sus personajes si no hasta por el tono detectivesco en el que se desenvuelven nuestras protagonistas.

Jessica Jones es también una serie detectivesca, en donde nuestra protagonista tiene que ir encontrando las pistas que la ayuden a descifrar el gran enigma que es su pasado, en particular el que compartió con Killgrave, y a su vez esas pistas le servirán para conocer a fondo su violador y a encontrar una manera de detenerlo por medio de las leyes en las que todavía confía.  

Es imposible hablar de esta serie sin pensar en el empoderamiento de las figuras femeninas en los medios audiovisuales que se ha suscitado en los últimos años. ¿Es una regla para los productos audiovisuales presentar figuras femeninas empoderadas? ¿Es una moda? ¿Qué tanto durará esta tendencia? Sin duda tener una serie en donde se puede sentir y experimentar el dolor que estás mujeres le tienen a su agresor, sin duda ayudará a entender un poco el porqué urge que todos pongamos un granito de arena en esta gran lucha por la equidad de genero.

La feminidad representada en los medios audiovisuales tiene sus propias narrativas, pero estás cambian conforme van cambiando los estereotipos, afortunadamente el estereotipo femenino ya no se parece nada al que teníamos en los años 70's en donde no sólo era bien vista la misoginia, si no, hasta aplaudida por las mismas mujeres, ojalá y sigamos por este camino, derrumbando paradigmas y buscando siempre un mundo más justo para todos los que habitamos en el el.


Jessica Jones(Estados Unidos, 2015)
Creador: Melissa Rosenberg
Actúan: Krysten Ritter, Jessica, Rachael Taylor y David Tennant
Fotografía: Manuel Billeter
Cadena: Netflix
Duración: 13 episodios, 50 min, cada uno.




__________________________________________________________________________________________________________________________________
El autor: "Dedico mi tiempo a ser diseñador de medio tiempo, cinéfilo de tiempo completo y melómano de nacimiento, en mis ratos libres vuelo al espacio sideral." Twitter: @todometortura 
TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios