Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

Especial: Todos hemos sido Mara

Según datos del Observatorio Ciudadano de Derechos Humanos, tan solo en enero del 2017 se cometieron seis homicidios de mujeres en el estado de Puebla, llegando a la cantidad de 101 al finalizar el año.

13 febrero 2018

/


Por Viridiana Regino | Foto de Marlene Martínez 

@viriregino



Según datos del Observatorio Ciudadano de Derechos Humanos, tan solo en enero del 2017 se cometieron seis homicidios de mujeres en el estado de Puebla, llegando a la cantidad de 101 al finalizar el año. Ahora, a ocho días de terminar el mes de enero del 2018 van 8, dos más que el primer mes del 2017. Y esto no pinta nada bien.

El año se perfila como uno de los más violentos para las mujeres en el estado, el alza de los feminicidios es una constante en los últimos años. De acuerdo con el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos estos han mostrado un notable incremento: contabilizando 50 casos en el 2015, pasando a 81 en el 2016, hasta llegar a la alarmante cifra de 101 el año pasado, y esto sólo de los datos que conocemos. A la par, la Fiscalía General del Estado sólo registra 37, 56 y 58 casos hasta septiembre de 2017, respectivamente.

El último sucedió hace unos días, Violeta de 29 años murió en el Hospital General del Sur luego de haber sufrido un disparo en el ojo, Patricia Flores de 30 años fue asesinada a golpes por su pareja la noche del 17 de enero después haber sido acusada de serle infiel, Amely una niña de 11 años fue encontrada muerta en su habitación después de haber sido violada y estrangulada en su propia casa con domicilio en Tulcingo del Valle. 

Como en la mayoría de las ocasiones, el principal sospechoso se encuentra en el círculo cercano a la víctima, siendo la pareja, un familiar o una persona de confianza el responsable. Y es que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la dinámica de las Relaciones en los Hogares (2016), cuatro de cada diez poblanas de 15 años o más han experimentado violencia por parte de sus parejas, cifra que es superior a la media nacional y que denota un claro modelo de masculinidad dominante sobre las poblanas.

Ante tales cifras, la CNDH pidió declarar alerta de género desde el pasado mes de octubre, sin embargo las autoridades se han negado a hacerlo. Dejando desprotegidas a más del 50% de la población que siguen siendo acosadas y asesinadas una cada cinco días. ¿Por qué sigue pasando esto? Porque se puede, porque el nivel de impunidad en el estado es altísimo, porque ante la sociedad y las autoridades nosotras somos las culpables, porque seguimos creciendo ante una sociedad que nos discrimina y naturaliza la violencia contra nosotras. Porque un obispo dice ante medios que las mujeres están siendo asesinadas por su imprudencia y provocación y porque al pasar el tiempo solo nos volvemos una cifra más en una carpeta que nunca se volverá a abrir.

Si bien la alerta de género no aminorará las cifras, el solo emitirla dará el mensaje de un estado dispuesto a atacar el problema aplicando las sanciones correspondientes y dando solución a los más de 400 casos sin resolver desde el 2010 a la fecha, tal vez así, al menos por miedo a pisar la cárcel nos quieran vivas.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios