Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

10 canciones que adoramos de Ella Fitzgerald

Canciones predilectas de Ella Fitzgeral, canciones que se han convertido casi en himnos.

29 enero 2019

/
Call me old fashioned… please! | Por Mónica Castro Lara |


Comienzo mi primer artículo del 2019 deseándoles un excelente año; que tengamos 365 días de auténtica felicidad y bienestar, y que abunden los éxitos personales y profesionales para cada uno de ustedes. Saben que los quiero y les agradezco que estén aquí leyéndome. Nadie me lo tiene que recordar pero, el año pasado no fui tan constante con mis artículos como hubiera querido pero, la última mitad del año fue bastante complicada y difícil para mí en lo personal. Sin entrar en más detalles, hago la promesa que en este 2019, recuperaré mi ritmo de publicaciones al lado –como desde hace ya 4 años- de mi adorada y chulísima Revista Sputnik.

Si hay una innovación (si es que podemos llamarle así) que me gustaría incluir en mis nuevos textos, es hacer listas y listas que enumeren y jerarquicen mis canciones, artistas, series, películas, libros, cuentos, etc. favoritos, porque he descubierto que me encanta redactar así y es mucho más fácil la lectura de los mismos. Por eso tomé la importante decisión de regresar un poco al pasado (cosa que me encanta, ¡duh!) y compartir más datos acerca de los artistas sobre los que ya he hablado, porque admitámoslo, mis primeros artículos dan un poco (un mucho) de pena ajena y en realidad, no compartí más allá de una biografía muy express. Y qué mejor que empezar este mes (mi mes) que escribiendo sobre una reina del jazz: mí querida Ella Fitzgerald y las 10 canciones que más adoro de ella.


 

10. ‘Can’t We Be Friends?’

‘I thought I'd found the man of my dreams
Now it seems this is how the story ends
He's gonna turn me down and say
"Can't we be friends?"’

Sí, ya sé que es un dúo entre Ella y Louis Armstrong pero, es inevitable que esta canción aparezca en esta lista y, para ser honestos, mucho del trabajo que me encanta de Fitzgerald, va en compañía de otros grandes músicos (sobre todo Louis). Esta canción fue escrita en 1929 por Paul James y Kay Swift y fue escuchada por primera vez en un show de revista de Broadway que combinaba música, baile y sketches cómicos llamado ‘The Little Show’. La canción se convirtió inmediatamente en un clásico, y algunas de las grabaciones más notables son las de Bing Crosby y Sinatra, pero para mí, la mejor versión sin duda, es esta. Grabada para el álbum de 1956 titulado ‘Ella & Louis’, ‘Can’t We Be Friends?’ es bastante encantadora muy a pesar de la letra (con la que es muy fácil proyectarse); el piano, la trompeta de Louis y la voz de Ella son el trío perfecto.




9. ‘Somebody From Somewhere’

‘Somebody from somewhere
Will appear someday
I don't know just from where
But he's on his way’

Escrita por los hermanos Ira y George Gershwin para el film ‘Delicious’ de 1931, esta tierna y cortita canción es interpretada por mi Ella de manera prácticamente celestial, como esperando ingenuamente a que llegue ‘ese alguien’. Incluida en el álbum de 1959 ‘Ella Fitzgerald Sings the George and Ira Gershwin Song Book’, forma parte de las 59 canciones de este par de hermanos compositores y que Fitzgerald grabó en tan sólo 8 meses. Imagínense, 59 canciones en 8 meses… eso nos habla del enorme talento de este ícono del jazz y que en realidad, nunca nunca paró de trabajar.




8. ‘It Don't Mean A Thing!’


‘It don't mean a thing, if it ain't got that swing
It don't mean a thing, all you got to do is sing
It makes no difference if it's sweet or hot
Just give that rhythm everything you've got’

Convertida en un clásico del jazz o como dirían en el medio ‘a jazz standard’, ‘It Don’t Mean A Thing’, de inmediato nos pone a bailar a todos o, por lo menos, a mover la cabeza y los hombros un poquito. Compuesta por Duke Ellington e Irving Mills en 1931, la genialidad de esta canción reside en que cada versión y cada interpretación es incomparable; puede tocarse rápido, lento, en término medio y siempre se escuchará diferente. Lo hermoso e icónico de esta canción es que no tiene una estructura fija, lo que da pie a la improvisación de la cantante o el cantante (bebop, bebop) y de los músicos, por supuesto. Cuenta la leyenda que es justamente gracias a esta canción que nace el término ‘swing’… ¿será?




7. ‘Shall We Dance?’


‘Drop that long face
Come on have your fling
Why keep nursing the blues?
If you want this old world on a string’

Tras el éxito de ‘Delicious’, los hermanos Gershwin continúan con la excelente racha y escriben y componen la música y las canciones de la película ‘Shall We Dance?’ de 1937, su segundo musical hollywoodense, protagonizado por Ginger Rogers y Fred Astaire. Lo que más adoro de esta canción, es la combinación Ella + orquesta; es simplemente maravillosa. Dan ganas de, literalmente, ponerse a bailar pero de manera romántica, pues.




6. ‘It Might As Well Be Spring’

‘I am starry eyed and vaguely discontented,
like a nightingale without a song to sing
O why should I have spring fever,
when it isn't even spring

Déjenme decirles/ admitirles que mi versión favorita de ‘It Might As Well Be Spring’, es nada más y nada menos que la de Nina Simone. Peeeero, la de Ella no se queda nada atrás y por supuesto, quise incluirla en esta lista. Me parece más melancólica la versión de Nina y mucho más ‘esperanzadora’ (por decirlo de alguna manera), la de Ella. Escrita por el dúo dinámico de los musicales Rodgers y Hammerstein, esta canción aparece en la película de 1945 ‘State Fair’ y Ella la incluyó en su álbum ‘Ella In Hollywood’ de 1961. Sus poderes vocales, así como su impecable dicción, hacen de esta canción una de mis eternas favoritas.




5. ‘I'm Beginning To See The Light’
‘I never cared much for moonlit skies
I never wink back at fireflies
But now that the stars are in your eyes
I'm beginning to see the light’

Curiosamente, existen dos versiones de esta canción a cargo de Ella Fitzgerald y las dos me gustan mucho: una, la que grabó en 1945 con el grupo ‘The Ink Spots’ y la segunda, que grabó en 1963 al lado de Count Basie y con arreglos del productor, Quincy Jones. Decidí compartirles la primer versión, porque me parece es más fiel a los inicios de Ella y a sus rasgos más característicos. La canción fue escrita por Duke Ellington, Don George, Johnny Hodges y Harry James y fue publicada en 1944. Otras versiones notables, son la de Frank Sinatra, Peggy Lee y Connie Francis.




4. ‘Bewitched, Bothered And Bewildered’
‘Lost my heart but what of it
He is cold, I agree
He can laugh but I love it
Although the laugh's on me’

Esta canción, que dura un total de 7:15 minutos, fue grabada por Ella en 1956; acompañada por Paul Smith en el piano, Barney Kessel en la guitarra, Joe Mondragon en el bajo y Alvin Stoller en la batería. La canción apareció originalmente en el musical de Broadway ‘Pal Joey’ de 1940 y cuando Ella decidió grabarla como sencillo, no había otras versiones más que las de Broadway, por lo que a Ella se le debe (de alguna manera), que se haya vuelto tan popular y forme parte del ‘Great American Song Book’. Fitzgerald le imprime muchísima emoción hasta cierto punto contenida; le imprime algo de sátira, sofisticación y mucha sensualidad, sin querer llevarla al extremo. Ya saben que con Ella todo es sereno gracias a su personalidad tan tímida.




3. ‘April In Paris’

‘April in Paris, chestnuts in blossom
Holiday tables under the trees
April in Paris, this is a feeling
No one can ever reprise’

Ush. No tienen idea de lo mucho que AMO esta canción. Aún recuerdo que fue la primerísima canción que escuché de Ella y qué hermoso que haya sido así y que aún lo recuerde. Escrita y compuesta por Vernon Duke y E.Y Harburg para el musical de Broadway (¡uy! cuántos musicales, ¿cierto?) ‘Walk A Little Faster’ de 1932, describe a la perfección –y ojo, sin mucho detalle- la cotidianidad de París en la primavera. Existen también demasiadas versiones pero, me caso totalmente con esta de Ella y Louis, y es que aunque ambos canten exactamente lo mismo, pareciera que no es así; la trompeta, el piano y la dulce voz de mi Ella conforman una perfecta combinación y transmiten una quietud envidiable. Si Diosito es bueno y me quiere, me dará la oportunidad de escucharla en los Jardines de las Tullerías antes que me muera.




2. ‘I’ve Got A Crush On You’

‘I've got a crush on you, sweetie pie
All the day and night-time
Hear me sigh
I never had the least notion
That I could fall with so much emotion’

Simplemente es una hermosura de canción que seguramente querrán escuchar una y otra y otra vez. Si no están enamorados de alguien o no tienen un crush, van a querer tener uno después de que escuchen a Ella, ténganlo por seguro. Escrita por los hermanos Gershwin (de nuevo) a mitades de los años veinte, ha sido incluida curiosamente en 3 musicales diferentes: ‘Treasure Girl’, de 1927; ‘Strike Up The Band’ de 1930 y ‘Nice Work If You Can Get It’ de 2012. Y también, ha aparecido en 9 películas, que van desde ‘An American In Paris’, pasando por ‘Manhattan’ del controversial Woody Allen, y hasta en el soundtrack de ‘Something’s Gotta Give’. Adoro la frase: ‘It’s not that you’re attractive but oh my heart grew active’ y seguramente, nos proyecta a más de uno. Tierna, romántica y muy ‘dedicable’, ‘I’ve Got A Crush On You’ hipnotiza.


1.      ‘Summertime’

‘One of these mornings you're gonna rise up singing
And you'll spread your wings and you'll take to the sky
But till that morning, there ain't nothin' can harm you
With daddy and mammy standin' by’

Esta canción se mantiene como mi eterna favorita de Fitzgerald y aunque no lo crean (porque ni yo lo sabía) ¡también es de la autoría de George Gershwin! Es un aria que compuso para la ópera ‘Porgy and Bess’ de 1934 y con el tiempo, se volvió en un ‘jazz standard’. Existen dos versiones de Ella: la solista y a dúo con Louis Armstrong; la primera grabada en 1950 y la segunda en 1959. Me cuesta trabajo elegir entre una y otra pero, creo que me inclino más por la versión ‘solo’ de Ella porque cuenta con muchos cambios musicales encantadores y también nos permite escuchar a Ella improvisar, cosa que siempre me ha fascinado.





Bueno, ahí tienen mi Top 10 de canciones predilectas de Ella Fitzgerald, canciones que se han convertido casi en himnos para mí (sobre todo las últimas 5). ¿Qué aprendí con este listado? Pues que mucho del repertorio que me gusta de Ella, es de autoría de los hermanos Gershwin (creo que toda esta lista) y en realidad, no sé muy bien si es por pura casualidad o mi subconsciente fue el que las eligió. Otra cosa que me parece súper interesante, es que mucho del trabajo de Ella se repite y repite, es decir, hay canciones que grabó en más de una ocasión y con versiones bastante interesantes. Para mí, la voz de Ella es exquisita, única y no tiene ni comparación.


No hay comentarios.

Publicar un comentario

TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios