Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

¿Por qué nos hacemos ‘fan’ de alguien?

El acabar encandilado por un artista o una corriente artística suele ser uno de los resultados de todo aquello que vivimos.

28 junio 2016

/

Lost Sounds from Europe | Por José Alberto García | 


@JoseAlberto_GP



Seguro que alguna vez os preguntáis cómo es posible que alguien sea fan de un determinado cantante, director de cine o actor. Unas veces porque no entendemos que haya gente que pueda admirar un tipo de artista que nos parece lo peor y no podemos imaginar siquiera por qué existe. Otras veces es porque estimamos que determinada corriente no va con alguien a quien conocemos. 


En muchas ocasiones no sabemos ni responder, ni encontrar un porqué al hecho de que seamos fans de alguien. El acabar encandilado por un artista o una corriente artística suele ser uno de los resultados de todo aquello que vivimos. Las experiencias que vamos acumulando, el entorno que nos rodea y el tipo de gente con la que convivimos. 


Resulta normal que alguien sea fan al mismo tiempo del rock y del post-punk, o del country y el rock, o del jazz y el blues. Pero, ¿y cuando alguien es fan del rock y del pop electrónico? ¿por qué? ¿cómo convergen en la misma persona dos estilos tan diferentes? A veces estos estilos tienen algo que les une, o los escuchamos en momentos diferentes, a veces conectamos con ellos más por nuestro entorno o por lo que representa, que por la música en sí. 


La mayoría de la gente es bastante plana en cuanto a gustos. La mayoría se queda únicamente en la música comercial que escucha en las radios o en pubs. No tienen ningún tipo de criterio, ni conocimiento, ni inquietud por nada. Normalmente la gente sigue a los artistas que más promocionan las disqueras, flamenquito (aquí en España al menos) y música ‘pachanguera’, ‘alegre’ o de electro-latino. No sé en Méjico, pero aquí hay un furor por el electro-latino entre las clases más bajas de la sociedad, sobre todo. 




En fin, luego hay gente que se mueve un poco más en algunos géneros. Quien escucha a Joaquín Sabina, suele escuchar a Luz Casal. Quien escucha a Alejandro Sanz, suele escuchar a Pablo Alborán. 


Pero bueno, que cada uno escuche a quien quiera, ellos sabrán por qué lo hacen. Hay quienes valoramos de verdad la música, dedicamos horas a estudiarla y a buscar artistas variados, dentro de los géneros que nos gusten. Y no digo que nuestro criterio sea mejor, porque es cuestión de gustos, pero, sí que nuestro criterio está más elaborado que el de otras personas y sí que existen géneros objetivamente más ricos y elaborados.

Por ejemplo, yo no entiendo a los cantautores. No entiendo que a hablar sobre una base (que por cierto siempre es la misma) se le llame música. Ni cantan, ni bailan, ni se parten la cabeza componiendo. O sea, muchos de nosotros, tenemos un determinado concepto de arte y de artista. Y esto siempre es determinante a la hora de hacernos fan de alguien. Yo creo que mis dos pilares musicales principales son el rock y la electrónica. Pero según qué rock, y según qué electrónica. Para mí, muerte al rock viejuno, viva el post-punk, el alternativo, etc. Para mí, muerte a la electrónica de David Guetta o Juan Magan, viva OMD, Trust, Cut Copy, The Sound of Arrows, o el Agro-Tech. Yo necesito que la música esté muy producida. Me encantan Arcade Fire por lo multi-instrumentales que son también. 




Recapitulando, los gustos están muy unidos a nuestros hábitos y nuestra cultura. La gente de poca cultura siempre oye determinados géneros (reggaetón, cantautores, pop comercial y electro-latino). La gente mayor, sosa y supuestamente intelectual tienden al blues y al jazz. Y es irremediable. Nunca verás a un pobre escuchando a Mozart. ¿Por qué? Ni idea. Quizá nos han dividido así. Pero Mozart está a un solo click de cualquiera, igual que el resto de artistas. ¿Por qué no lo clican? No están acostumbrados, no lo entienden… no sé. Pero esto funciona así. También tiene su peso el verse reflejado o identificado. Lo que vivimos y cómo sentimos la vida está directamente relacionado con lo que nos atrae artísticamente. A veces no es sólo la música, es la estética del artista o lo que transmite.


TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios