Responsive Ad Slot

SEMANAL

latest

María Evoli y “El habitante”, reivindicación del cine mexicano de terror

El metraje orquestado por Guillermo Amoedo demuestra que sí se puede hacer cine de terror de calidad en México.

10 septiembre 2018

/

Cinetiketas | Por Jaime López | 

TW: @JaimeComunidad3 |


Durante estos días, una de las películas que será reestrenada en la primera Fiesta del Cine Mexicano es “El habitante”, cuya historia se inscribe en uno de los géneros predilectos por la comunidad tricolor: el de terror.

Tal propuesta es protagonizada por María Evoli, aquella joven que sorprendió a propios y extraños con su valiente (y subversiva) interpretación en “Tenemos la carne”, que la hizo acreedora al premio Ariel como mejor revelación femenina, y que la puso en el radar como una de las grandes promesas a seguir.

Entrevistada por esta casa editorial, la también integrante de la serie “Falco” admitió su gusto por el séptimo arte de terror, y resaltó que “El habitante” logra establecer un importante parámetro de calidad en las cintas de ese tipo.

“Creo que es cine de terror bien hecho, a mí parecer es un poco difícil lograr una película de terror con esa calidad; creo que además de solo ser un exorcismo, hay otros temas: también es un thriller, creo que tiene suspenso, creo que tiene más cosas y la gente se puede sorprender”, expresó.

Abundó que el metraje orquestado por Guillermo Amoedo abre la brecha para decir que sí puede haber calidad en las películas de terror producidas en territorio azteca.

Explicó que ese tipo de celuloide requiere de muchos elementos para convertirlo en algo digno, por ejemplo, buenas actuaciones, así como una cuidada historia y oportunos efectos especiales.


“Porque a mí me encantan en general las películas de terror, pero las mexicanas, siempre me cuesta un poco de trabajo meterme a ellas porque requieren muchísimo: en la actuación, en los efectos especiales si tiene, en la historia. Para que funcione, debe tener una buena historia, no ser el clásico refrito. Creo que a partir de esta película se abre el nivel para hacer películas de terror y no menos”.

La película en turno pone a Evoli en la piel de una ladrona, que ingresa junto con sus hermanas a la residencia de una familia adinerada para completar un atraco, pero que termina topándose con una niña endemoniada, que pone a prueba su fe y el amor a sus consanguíneas.

Pese a tratarse de una apuesta comercial, que busca sobre todo mantener tensa a la audiencia durante el transcurso de la historia, “El habitante” también se las arregla para exponer otras problemáticas sociales urgentes de erradicar o atender como el abuso sexual a menores y la desintegración familiar.

Igualmente, Evoli demuestra su gran compromiso histriónico al dotar su rol de verosimilitud, cierta inocencia y otra serie de matices, que la alejan del acartonamiento o la planitud.

“Lo que me pregunto al elegir un personaje es si tiene sentido hacerlo”

Sobre los criterios en los que se basa para elegir un personaje, Evoli respondió que le gusta participar en proyectos “que tengan algo que decir” y en donde la actuación sea algo primordial.

Al respecto, señaló que no todos los realizadores a los que admira les interesan ocupar a histriones profesionales para sacar adelante sus historias, lo que la ha llevado a replantearse sus objetivos.

Asimismo, aseguró que nunca será llamada para una comedia romántica porque los realizadores de dicho tipo de cine buscan gente popular o con gran influencia en las redes sociales, y no les importa los reconocimientos que ciertos artistas hayan obtenido (como el Ariel); reconoció que le gustaría balancear su carrera con propuestas que la llenen en un sentido artístico y películas que la solventen económicamente.



“El habitante tal vez fue un poco eso, porque yo no había hecho películas comerciales, entonces me llamaron para eso, estuvo divertido, creo que salió un buen resultado, sin embargo, yo estoy buscando un poco otro tipo de cosas”, expuso.

Finalmente, mencionó entre risas no saber si el premio Ariel benefició o no su profesión. No obstante, destacó la fortuna que ha tenido después de estelarizar “Tenemos la carne”, pues ha recibido llamados para participar en diversos proyectos de teatro, cine y televisión.

La segunda temporada de “Aquí en la tierra”, así como las cintas “Toda la luz que puedo ver” y “¿Conoces a Tomás?”, son algunas de las creaciones en donde la comunidad nacional podrá seguir atestiguando el talento de Evoli, uno que de seguir trabajando con el mismo compromiso y calidad será un referente para las nuevas generaciones.

No hay comentarios.

Publicar un comentario

TE PUEDE INTERESAR
© Copyright 2017 — Revista Sputnik de Arte y Cultura | Todos los derechos reservados
By Sputnik Medios